Los 11 mejores sustitutos del apio para tus recetas

Los 11 mejores sustitutos de apio nabo para tus recetas

El apio nabo es uno de esos alimentos que añaden un distintivo sabor dulce y a nuez a cualquier sopa, puré o ensalada. ¿Pero qué pasa si no encuentras el bulbo de apio en tu tienda de comestibles local o simplemente quieres sustituirlo por algún otro ingrediente en un apuro?

No te preocupes, hemos recopilado todos los sustitutos del apio nabo que puedes utilizar y tenemos todos los detalles sobre el sabor, la cantidad y el resultado final.

Si estás planeando una comida deliciosa, sigue leyendo a continuación para encontrar el mejor sustituto de la raíz de apio.

Indice

Los mejores sustitutos del apio nabo

El apio nabo es una planta fascinante para usar en la cocina, ya que añade un sabor almizclado y terroso a cualquier comida, pero también puede ser extremadamente refrescante y picante cuando se come crudo.

Éste es el encanto y la versatilidad del apio nabo que todos admiramos. Picado en trozos gruesos, es una excelente adición a cualquier sopa, o se puede triturar y hacer un puré como guarnición de tu elección.

Esta maravillosa raíz tiene varias ventajas para la salud, las más significativas de las cuales son la mejora de la digestión, la salud de los huesos y el corazón, y las propiedades anticancerígenas.

Se puede comer cruda en ensaladas o como patatas fritas para mojar si te gusta un sabor más fuerte.

El apio nabo puede comprarse en las tiendas de comestibles y parece una raíz rugosa, pero una vez pelada, tiene una carne carnosa y deliciosa que complementa muchas recetas. Sin embargo, ten en cuenta que no está disponible en todas las tiendas y que a veces puede estar fuera de temporada.

Por eso, además de los sustitutos del apio que comentaremos a continuación, es una buena idea tener siempre a mano semillas de apio y sal.

1. Raíz de perejil

Cuando busques el mejor sustituto de la raíz de apio, la raíz de perejil debe ser uno de los primeros elementos que consideres.

Aunque todos estamos familiarizados con las hojas y el maravilloso aroma que dan a todas las comidas, la raíz también puede utilizarse. Tiene una textura y un color similares a los del apio, por lo que puede ser uno de los mejores elementos para sustituirlo en una comida.

Ten en cuenta que el perejil tiene un sabor más fuerte, por lo que puedes querer reducir la cantidad utilizada. Sin embargo, si te gusta el aroma fresco y no te importa el sabor extra, sigue adelante y añade un poco más.

La raíz de perejil, al igual que el apio, tarda en cocinarse, así que puedes añadirla al principio y no preocuparte de que esté blanda al final. Puedes añadir hojas de perejil o incluso semillas de apio para obtener una dosis adicional de sabor terroso.

Aunque no consumas todas las verduras de la sopa, el perejil se mantendrá en el sabor y creará un maravilloso aroma.

2. Apio

En primer lugar, a pesar de sus nombres similares, el apio y el apionabo no proceden de la misma planta. Sin embargo, aunque el apio no es la raíz del apio, tiene un sabor similar.

El apio es tu mejor opción si buscas un sustituto decente del apio. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos factores.

Aunque el sabor es similar, la textura no lo es, ya que el apio suele ser ligero y acuoso. Tenlo en cuenta porque es casi seguro que tu comida necesitará algunos ingredientes espesantes, como el almidón de maíz o las patatas, para mantener la consistencia deseada.

El apio tiene un sabor suave, pero también puedes utilizar las hojas, ya que son comestibles y contienen muchos sabores.

Esta verdura es una gran opción a tener en cuenta si necesitas ese añadido crudo y crujiente a tus ensaladas, ya que aportará el sabor pero no abrumará a los demás ingredientes.

3. Zanahorias

Las zanahorias parecen el polo opuesto al apio, por lo que su inclusión en esta lista puede resultar sorprendente, pero quédate con nosotros.

Si el color de la comida no es importante, las zanahorias pueden utilizarse como sustituto de la raíz de apio. Ten en cuenta que el color será diferente porque las zanahorias tienen un claro tinte anaranjado, pero aun así pueden tener un aspecto y un sabor maravillosos.

Las zanahorias pueden ser un poco más dulces, pero una pequeña cantidad de semillas de apio o de sal de apio puede hacer el trabajo y restaurar el sabor a nuez del plato.

Puedes utilizar zanahorias en lugar de apio en sopas, purés e incluso ensaladas si el color no es crucial.

4. Nabos

Si te falta apio pero tienes un nabo a mano, estás de suerte, ya que puede ser un gran sustituto de la raíz de apio. La textura es comparable, y los nabos no dominarán la comida en cuanto a color o sabor, así que puedes añadir unas cuantas semillas de apio y listo.

Además, si no se hace demasiado, el nabo conservará su textura crujiente, y puedes utilizarlo en sopas y guisos en lugar del apio.

No te olvides de añadir las hojas de nabo, ya que están llenas de sabor y añadirán un poco más de sabor picante a todo el plato.

5. Patatas

Este sustituto del apio tiene que estar en esta lista, ya que no hay nada más adecuado para sustituir esta raíz. Las patatas están disponibles todo el año y tienen el mismo tono blanquecino y un sabor suave que complementa cualquier receta.

Son un sustituto maravilloso, ya que puedes añadir unas hojas de perejil, semillas de apio o sal para que tu comida sepa como si llevara apio.

Es maravilloso para los guisos, los purés y las sopas, y añade el espesor de almidón que necesitas para obtener la mejor textura.

6. Chirivía

Frecuentemente confundida con la zanahoria blanca, la chirivía tiene un aspecto similar de "verdura de raíz", pero su sabor es totalmente diferente. Añade una fragancia a nuez y tierra a la receta, por lo que puede utilizarse como sustituto de la raíz de apio.

Como la chirivía tiene una piel rugosa, asegúrate de pelarla antes de cocinarla. 

Quedará bien en sopas, guisos y ensaladas. Recuerda que esta raíz es más dulce que el apio, así que modifica los demás ingredientes de forma adecuada. 

Además, si no estás acostumbrado al fuerte sabor de esta hortaliza, quizá quieras empezar despacio y añadir más a medida que vayas avanzando.

7. Calabaza

La calabaza es otra de las verduras más dulces de nuestra lista que puede utilizarse en lugar del apio. Este ingrediente, al igual que las zanahorias, afectará al color de la comida, pero si eso no es crucial, su sabor dulce y a nuez puede ser una excelente adición a cualquier puré o sopa.

Como esta calabaza tiene una pulpa rica y carnosa, se mezcla sin esfuerzo en una variedad de recetas y aporta un toque de sabor similar al del apio. Ten en cuenta que es más bien dulce, por lo que puedes necesitar añadir un poco más de sal para hacerla más sabrosa.

La calabaza es excelente para hacer tartas y guisos, pero si quieres ese sabor a apio, tienes que añadir semillas de apio o sal.

8. Jicama

La jicama es uno de los últimos elementos de nuestra lista, ya que no siempre es accesible, pero si tienes la oportunidad, adquiere esta planta con aspecto de patata y utilízala como sustituto del bulbo de apio.

Se utiliza como sustituto de la ensalada, ya que se puede comer crudo y añade crujiente a la comida. También puedes cocinarla, pero añade la jícama en último lugar porque se cocina rápidamente y se vuelve demasiado blanda si se cocina demasiado.

Si añades unas hojas de perejil o unos palitos de apio, amplificará el sabor y debería saber como si hubieras añadido apio.

9. Rábano daikon

La raíz del rábano daikon se parece a la de la zanahoria blanca o la chirivía, pero es más suave y tiene un sabor más suave. 

Como es crujiente y puede comerse crudo o cocinado, el rábano daikon es un excelente sustituto del apio. Es mejor incorporarlo a las ensaladas o a las comidas con carne, ya que el sabor a pimienta resalta el resto de las especias.

10. Colinabo

Entre las verduras de nuestra lista, el colinabo es quizá la que más se parece a la raíz del apio. 

Esta maravillosa planta puede comerse cruda, hervida o incluso mezclada en un puré, lo que la convierte en una excelente alternativa al apio.

Sin embargo, ten en cuenta que su sabor es un poco más dulce y no tan potente como el del apio. Si crees que tu plato necesita un poco más de sabor, puedes sazonarlo con perejil o sal de apio.

11. El bulbo de hinojo

Terminaremos nuestra lista de alternativas al apio con una opción fantástica y nutritiva: el bulbo de hinojo. Es la parte blanca del hinojo y tiene una textura maravillosamente crujiente, además de un sabor suave.

Si quieres sustituir el apio, dejar el bulbo de hinojo sin cocinar puede ser la mejor opción porque así tendrá el mejor sabor. Si optas por cocinar con él, ten en cuenta que el sabor se alterará hacia un sabor más anisado.

Teniendo esto en cuenta, puede ser la mejor opción para las ensaladas y como añadido crujiente a las comidas frescas. 

Cómo elegir un sustituto del apio

La elección de la mejor alternativa al apio nabo depende de varios factores, el más importante de los cuales es la comida que pretendes crear.

El apio no es lo mismo que el apio, pero si lo que buscas es el sabor, el apio puede ser la mejor alternativa de todas.

Si buscas el complemento perfecto para tus sopas, combina chirivía, perejil y zanahorias con semillas y hojas de apio.

Si, por el contrario, estás preparando ensaladas y quieres sustituir el apio por un elemento fresco, la jícama o el bulbo de hinojo son las mejores opciones.

Como el apio nabo puede cocinarse y mezclarse en una variedad de guarniciones y salsas, puedes sustituirlo por patata o calabaza. Mientras el color no sea crítico para el resultado, siempre puedes utilizar zanahorias con algunas semillas de apio mezcladas.

Lo bueno del apio es que casi siempre puedes añadir algunas semillas de apio o sales que imitarán el sabor, mientras que se pueden añadir otras verduras para sustituir la textura.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up