Cómo recalentar falafel: las 4 mejores formas

Como recalentar falafel las 4 mejores formas

El falafel es un buñuelo frito en forma de bola hecho con garbanzos, habas o una combinación de ambos: es una comida tradicional de Oriente Medio, que se come habitualmente en la calle y es muy popular entre los vegetarianos de todo el mundo.

Es un plato popular y muy querido, y sería una pena tirar las sobras: ¡por eso hemos hecho esta práctica guía sobre cómo recalentar el falafel!

¿Cuál es la mejor manera de recalentar el falafel? La forma más rápida y segura de recalentar el falafel es utilizar el horno, pero una sartén o una plancha también pueden funcionar bastante bien. También puedes usar el microondas, pero ten en cuenta que la textura del falafel puede cambiar un poco.

Indice

Las mejores formas de recalentar el falafel

Lo primero que debes tener en cuenta es que siempre es mejor comer los alimentos fritos frescos, de hecho, incluso el mejor método para recalentar los alimentos fritos no te dará exactamente el mismo sabor que los recién fritos.

Si tienes que recalentar las sobras de falafel, debes asegurarte de que conservan en lo posible su textura y sabor clásicos, y evitar acabar con falafels empapados. A nadie le gusta comer falafel empapado y con una textura extraña, ¿verdad?

Es importante tener en cuenta que, aunque las alubias secas pueden conservarse durante años si se almacenan adecuadamente, los platos a base de alubias como el falafel son perecederos como cualquier otro alimento cocinado: si quieres recalentarlos y comerlos al día siguiente, debes almacenarlos adecuadamente.

Cuando tus falafels se hayan enfriado a temperatura ambiente, colócalos en un recipiente y mételos en la nevera. No los dejes reposar más de dos horas a temperatura ambiente, pues de lo contrario habrá que desecharlos.

Los falafels guardados en el frigorífico durarán tres o cuatro días, pero también se pueden congelar para conservarlos durante más tiempo. Si puedes recalentar el falafel, ¡también puedes recalentar el falafel congelado!

Hay algunos métodos diferentes para recalentar el falafel, y el mejor depende sobre todo de tus aparatos de cocina y de lo que tengas a mano. El falafel puede recalentarse en una sartén, en un horno (normal o tostador), en un microondas o en una sartén.

Algunos métodos funcionan mejor que otros, pero si lo haces correctamente puedes utilizar el método que más te convenga: lo importante es seguir los pasos correctos e intentar mantener la textura original intacta.

Por eso hemos preparado una práctica guía para ayudarte a elegir el mejor método para conseguir la textura y el sabor perfectos de tus restos de falafel.

Cómo recalentar el falafel en una sartén

Lo mejor de recalentar el falafel en una sartén es que es un método muy rápido, de hecho, ¡puedes conseguir un falafel recalentado realmente bueno en cuestión de pocos minutos! Los falafel recalentados en una sartén también deben quedar crujientes, por lo que seguirás disfrutando de su textura.

El inconveniente de este método es que tendrás que añadir aceite de cocción a tu falafel frío: como tus falafels ya están fritos, añadir más aceite podría cambiar un poco su sabor. Ten cuidado de no usar demasiado aceite, porque si no, acabarás con un falafel aceitoso y empapado.

Si tienes bolas de falafel grandes, lo mejor es cortarlas o picarlas en trozos más pequeños, para que todo se caliente bien y no acabes con un falafel todavía frío por dentro.

Estos son los pasos para recalentar el falafel en una sartén:

  1. Elige una sartén pesada, preferiblemente de hierro fundido, y pon una pequeña cantidad de aceite en la sartén, dependiendo de la cantidad de bolas de falafel congeladas que tengas.
  2. Asegúrate de que la sartén esté caliente, lo que lleva unos 4-5 minutos, antes de poner los falafel.
  3. Pon los falafels en el aceite caliente y fríelos por ambos lados hasta que estén hechos.
  4. Acuérdate de cortar las bolas más grandes en trozos más pequeños, porque el exterior se cocina mucho más rápido que el interior.

Cómo recalentar el falafel en una sartén

Recalentar los falafels en una sartén es un método bastante parecido al anterior: es rápido y sencillo, pero tendrás que añadir aceite. Mucho aceite.

Los falafels suelen estar ya fritos, por lo que freírlos de nuevo puede ayudar a que mantengan la misma textura y sabor. Es un método muy cómodo, pero hay que hacerlo correctamente, de lo contrario, acabarás con un falafel empapado por culpa de la temperatura incorrecta del aceite.

Al igual que el método anterior, esto tiende a dejar el centro del falafel frío. Ten en cuenta esto si intentas recalentar falafels más grandes: con este método, no puedes cortarlos en trozos más pequeños, así que sería mejor elegir otra forma de recalentarlos.

Estos son los pasos para recalentar el falafel en una sartén:

  1. Elige una sartén profunda que pueda servir para freír alimentos.
  2. Calienta un poco de aceite y espera a que esté caliente: no querrás echar los falafels en una sartén con aceite frío.
  3. Cuando el aceite esté caliente, echa los falafels en la sartén y cocínalos hasta que su exterior esté crujiente y dorado.
  4. Asegúrate de que el exterior no se dore demasiado, pues de lo contrario acabarás con un falafel quemado.
  5. Si los falafels empiezan a dorarse demasiado, reduce el fuego o sácalos.

Cómo recalentar el falafel en el horno

Otro método realmente fácil que puedes elegir es recalentar el falafel en el horno, tanto en un horno tostador como en un horno normal.

Lo mejor de este método es que es realmente fácil: sólo tienes que colocar el falafel en un recipiente apto para el horno y luego en el horno. De este modo, consigues recalentar tu falafel sin aceite añadido, lo que siempre es bueno.

Si utilizas una tostadora, asegúrate de que no esté demasiado llena para que el flujo de aire sea realmente suave. Así evitarás acabar con un falafel quemado en pocos minutos.

Estos son los pasos para recalentar el falafel en el horno:

  1. Precalienta tu horno a 350 grados F.
  2. Coge tus falafels y envuélvelos sin apretar en algo como papel de aluminio para evitar que se sequen al recalentarlos.
  3. Deja los falafels en el horno durante unos 5-10 minutos, dependiendo de su tamaño.
  4. Ten en cuenta que los falafels más pequeños tardarán menos, mientras que los más grandes podrían tardar en recalentarse por completo.
  5. Si quieres unos falafels crujientes y perfectos, dales la vuelta a mitad del recalentamiento.

Recalentar los falafels comprados en la tienda en un horno es similar a recalentarlos en un horno tostador: sigue los mismos pasos y vigila la temperatura. Recuerda asegurarte de que no utilizas nada que no sea apto para el horno.

Cómo recalentar falafel en el microondas

Recalentar los falafels en el microondas no es la mejor opción: la experiencia demuestra que el uso del microondas puede secar, romper o incluso endurecer los falafels. Incluso podrían convertirse en papilla en el microondas.

Sin embargo, a veces el microondas es tu única opción, y siempre es bueno recordar que usar el microondas para recalentar la comida es una de las formas más fáciles y rápidas.

Así que, si realmente quieres recalentar el falafel en el microondas, ten en cuenta que la textura puede cambiar y que definitivamente no obtendrás el mismo sabor y textura que el falafel fresco.

Estos son los pasos para recalentar el falafel en el microondas:

  1. Coloca una toalla de papel húmeda sobre tus falafels.
  2. Caliéntalos en el microondas a media potencia durante 1 minuto.
  3. Caliéntalos a intervalos cortos y comprueba regularmente la temperatura.
  4. Comprueba a menudo el nivel de humedad y jugosidad para que no acabes con falafels endurecidos o con papilla.

¿Se puede recalentar el falafel?

La respuesta a esta pregunta es sí, puedes recalentar los falafels que te sobren y conseguir que sepan casi tan bien como los frescos, siempre que los guardes y recalientes adecuadamente.

Puedes elegir el método que prefieras para recalentar el falafel entre los que hemos enumerado más arriba: cada uno funciona para diferentes necesidades y según la disponibilidad de tus aparatos de cocina.

La forma más segura de recalentar falafel es el horno: es fácil, sencillo y es casi imposible hacer algo mal, aparte de quemarlos. Recalentar el falafel en el horno puede ayudarte a asegurarte de que los falafels se calientan bien.

Recalentar los falafels sobrantes en una sartén o en una plancha es otro método realmente fácil, pero tienes que asegurarte de que no añades demasiado aceite y de que los falafels se recalientan correctamente. Recuerda que el exterior se cocina mucho más rápido que el interior.

También puedes recalentar los falafel en el microondas, aunque no sea el mejor método: sólo asegúrate de comprobar regularmente la temperatura y de calentarlos a intervalos cortos.

Sea cual sea el método que elijas, ten en cuenta que quieres mantener los falafels crujientes y con la misma textura que tendrían si fueran frescos.

También debes tener cuidado de recalentar los falafels sin que se cocinen demasiado, sobre todo si utilizas una sartén, porque es bastante fácil que pasen de un bonito color dorado a un desastre quemado.

Sigue nuestra guía paso a paso para asegurarte de que recalientas el falafel de forma correcta, ¡y podrás disfrutar de las sobras incluso en los próximos días!

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up