Los 10 mejores sustitutos de la castaña para tus recetas

Los 10 mejores sustitutos de la castana para tus recetas

Gracias al rico sabor de las castañas, pueden funcionar muy bien tanto en recetas saladas como dulces. Las castañas pueden ser un aperitivo, añadirse a una ensalada, mezclarse con otros ingredientes en un relleno de pavo, añadirse a una cazuela de verduras u hornearse para servirlas junto a tu filete.

Las castañas solían ser más populares de lo que son hoy, pero todavía hay muchas recetas deliciosas que llevan castañas. Así que, si buscas un delicioso sustituto de las castañas, has llegado al lugar adecuado. Sólo tienes que consultar nuestra lista, y encontrarás varias opciones para explorar.

Indice

Los mejores sustitutos de las castañas

Las castañas no sólo se consumen durante las fiestas. Estos frutos secos tan sabrosos forman parte de varias recetas que se preparan con distintos métodos de cocción. 

El sonido crepitante de las castañas mientras se asan probablemente te recuerde a la cálida hoguera. Son bastante mantecosas y aportan mucha dulzura a todas las recetas. Las castañas están repletas de vitamina C, potasio, cobre y manganeso, y también son ricas en antioxidantes.

Este fruto seco crece en el castaño y tiene una corteza grande pero lisa, cubierta de vetas oscuras. Cuando abres una castaña, la nuez que hay en su interior es rica en fibras y grasas para proporcionar un sabor cremoso y delicioso.

Gracias a su aroma más bien neutro, las castañas pueden utilizarse en varios platos dulces como pasteles, brownies y mousses. Al mismo tiempo, sirven como un gran potenciador del sabor salado en una sopa, ensalada, salsa para pasta o guarnición.

Si buscas un puré rico y cremoso, las castañas pueden hervirse o asarse. Si se asan, su textura crujiente elevará inmediatamente el sabor cuando las añadas a tu pasta o ensalada favorita.

Sin embargo, las castañas pueden no ser tan fáciles de encontrar siempre. Además, a algunas personas puede no gustarles su sabor.

Por eso, encontrar un sustituto de las castañas te salvará el día. Puedes experimentar con varias opciones si no te gustan las castañas o no las encuentras.

Elegir el sustituto adecuado de las castañas depende del método de cocción y de cómo quieras incorporarlas a un plato.

Desde el punto de vista de los expertos, tienes que entender que una castaña no es como una castaña de agua, que es una verdura verde acuática y es bastante popular en las recetas asiáticas.

Un sustituto de la castaña de agua puede proporcionar la textura de la pera asiática, con un sabor que es un cruce entre una manzana y un coco. Los nabos, la harina de almendra y las alcachofas de Jerusalén funcionarán si buscas un sustituto de las castañas de agua.

Pero estas opciones no funcionarán si intentas encontrar un sustituto de las castañas para tu receta. Las opciones que elegimos para sustituir a las castañas proporcionan una textura mantecosa y un sabor más bien dulce que combina con muchos otros ingredientes para complementar tus recetas.

1. Nueces de jaca

Cuando se hierven o se tuestan, las nueces de jaca tienen el mismo sabor que las castañas. Las nueces de Jackfruit se utilizan habitualmente en la cocina asiática y son adecuadas para las personas que siguen una dieta vegana o vegetariana por su textura carnosa.

Puedes utilizar las nueces de Jackfruit como sustituto de las castañas en los postres, porque son bastante dulces. También se pueden utilizar en sopas, salsas y en el relleno del pavo. Sin embargo, tampoco son tan fáciles de encontrar y pueden ser un poco más caras que las otras alternativas a las castañas.

2. Avellanas

Como dan un sabor a nuez y tierra, las avellanas serán el sustituto perfecto de las castañas asadas en un relleno o en cualquier otro plato al que quieras añadir algo crujiente. Además, son asequibles.

Mucha gente opta por sustituir las castañas por avellanas porque son más fáciles de conseguir. También están repletas de antioxidantes y ácidos grasos.

Sin embargo, las avellanas carecen de la textura carnosa y cremosa de las castañas, por lo que no pueden utilizarse como sustituto en un puré de castañas. Por la misma razón, no puedes utilizar la avellana como sustituto de la castaña de agua.

3. Nuez de pistacho

El pistacho puede comerse crudo o cocinado en varias recetas porque es muy versátil. Este tipo de fruto seco tiene un sabor suave y termina con una nota dulce.

Gracias a su sabor terroso, los pistachos funcionarán como sustituto de las castañas si vas a rellenar un pavo o a preparar un puré. La pasta de pistachos para untar será un perfecto sustituto de las castañas en un pastel o pan.

4. Boniatos

Los boniatos japoneses y morados pueden sustituir a las castañas en una receta de relleno o puré. Cuando se hierven y se cocinan, los boniatos saben exactamente igual que las castañas, sobre todo cuando se añaden los demás ingredientes que hacen que el relleno de pavo sea sabroso.

Corta y asa los boniatos, y añadirán el dulzor y la riqueza necesarios a tu receta. Los boniatos también son ricos en fibras y vitaminas, por lo que representarán una excelente adición saludable a tu plato, especialmente si eres alérgico a los frutos secos.

Si preparas un plato horneado que necesita algo de cremosidad o espesor, los boniatos servirán. Funcionarán tanto en platos salados como en postres, ya que pueden sustituir a las castañas de bote, que son más bien cremosas.

5. Nueces de macadamia

Las nueces de macadamia son crujientes, por lo que sustituirán a las castañas en varias recetas. Además, estas nueces tienen una textura rica, carnosa y cremosa, por lo que añadirán un sabor mantecoso a tus purés, platos al horno y sopas.

Puedes utilizar las nueces de macadamia en tus postres o galletas porque añaden la riqueza de las castañas con un poco de crujido. Incluso puedes espolvorearlas sobre tu ensalada después de tostarlas en seco, lo que resalta su sutil sabor.

La mayoría de las nueces de macadamia se venden tostadas en seco, así que te servirán si tienes prisa.

6. Pecanas

Las nueces pecanas pueden aportar un rico sabor a nuez a cualquier receta. En comparación con las castañas, las nueces pecanas tienen un aroma ligeramente floral, por lo que te servirán si no te gusta tanto el sabor de las castañas.

Puedes utilizar nueces pecanas en cualquier receta que requiera el uso de castañas para añadir algo de crujiente y cremosidad. Añaden más textura a tus recetas, así que puedes añadirlas a una sopa, a un pastel o al relleno.

Las nueces son ricas en antioxidantes y fibras, y tienen un sabor increíble cuando se hacen puré. Tanto si las usas crudas como asadas, las nueces harán que tu plato sea más sabroso.

7. Nueces de tigre

Aunque se llaman nueces, las chufas son en realidad tubérculos que pueden utilizarse para sustituir a las castañas en varias recetas. No son fáciles de encontrar, pero funcionarán perfectamente como sustituto de las castañas si eres alérgico a las nueces.

Las chufas tienen un bonito sabor terroso y a mantequilla y sustituirán a las castañas si preparas una sopa o un puré. Su sabor ligeramente diferente puede servirte si no te gusta el sabor de las castañas.

Se parecen a los garbanzos secos y proporcionan un sabor a nuez que se parece al de las nueces de macadamia.

8. Almendras

Las almendras son sanas y sabrosas, pero no por eso están en nuestra lista. Las almendras tienen un sabor a nuez y crujiente, por lo que funcionarán perfectamente para sustituir a las castañas en una receta que requiera algo de cremosidad con algo de crujiente.

Este es otro sustituto que funciona bien para quienes no disfrutan del típico sabor a castaña, ya que las almendras tienen un sabor y un aroma ligeramente diferentes. También tienen un sabor algo amaderado, pero pueden utilizarse en varios tipos de platos salados y dulces.

9. Semillas de calabaza

Si necesitas un sabor crujiente y a nuez, las semillas de calabaza pueden servirte. Por su sutil sabor cálido, las semillas de calabaza pueden disfrutarse como un tentempié saludable, igual que las castañas asadas.

Las semillas de calabaza pueden sustituir a las castañas si eres alérgico a los frutos secos. También puedes espolvorearlas sobre tus ensaladas, o mezclarlas con la salsa de la pasta para añadir una textura granulada.

10. Harina de castañas

Si no puedes conseguir castañas frescas o enlatadas para realzar el sabor de tu receta, puedes utilizar harina de castañas en su lugar.

Las castañas secas se muelen hasta conseguir una textura suave para hacer harina de castañas. Es adecuada para los que quieren potenciar el sabor de sus platos porque tiene un perfil y un aroma más fuerte y rico que el de las castañas crudas.

Puedes utilizar la harina de castañas para hornear pan o pasteles porque intensifica el sabor. También puedes añadirla a tu sopa o puré salado porque espesa la receta al tiempo que añade la cremosidad necesaria.

Cómo elegir un sustituto de la castaña

Las castañas son muy versátiles, pero encontrarlas no siempre es la tarea más fácil. Esto no será un problema porque nuestra lista de sustitutos de las castañas ofrece diferentes opciones entre las que puedes elegir.

Si buscas una alternativa que proporcione el mismo sabor a nuez o incluso lo potencie, te recomendamos que pruebes las nueces de jaca o la harina de castaña.

Las chufas y los boniatos son adecuados para los alérgicos a los frutos secos y proporcionan la misma textura cremosa y rica.

Las nueces de macadamia, los pistachos y las semillas de calabaza también funcionan, pero dan más crujido a tus recetas.

Si quieres sustituir el sabor de las castañas por algo diferente, puedes reemplazarlas por avellanas, pacanas o almendras. También son más crujientes, por lo que funcionarán encima de ensaladas y salsas que requieran algo de crujido en la textura.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up