Los 9 mejores sustitutos del Pernod para tus recetas

Los 9 mejores sustitutos de Pernod para tus recetas

El Pernod es un licor francés con un fuerte sabor a anís, que se utiliza en diversas recetas o se bebe solo. Su sabor puede ser un complemento sorprendente para un plato, especialmente cuando se combina con pescado, pero el Pernod no siempre es fácil de encontrar.

Puede que se te haya acabado este licor, o que no lo hayas encontrado. Aquí tienes unos cuantos sustitutos del Pernod que puedes utilizar en caso de que lo necesites.

Indice

Los mejores sustitutos del Pernod 

El Pernod es un licor adaptado, con sabor a anís, originario de Francia y que se utiliza en platos y cócteles desde hace más de 200 años.

Este licor pertenece a la familia de las bebidas alcohólicas cuyo sabor está ligado a la destilación de algunas plantas concretas: en este caso el anís estrellado, el hinojo, el cilantro y otras hierbas diferentes. Otros miembros de esta familia son el Ouzo, el anís y el pastis. La principal diferencia entre estos licores es, en realidad, su grado alcohólico y su dulzura.

El aroma característico de los licores de anís procede de un compuesto orgánico llamado anetol. El anetol es claramente dulce, más dulce que el azúcar, y contribuye en gran medida al olor y sabor del anís y el hinojo, el regaliz y el anís estrellado. El anetol se almacena en las plantas y actúa como repelente de insectos.

Utilizar el Pernod como ingrediente en los platos aporta dos características diferentes: el sabor a anís, que funciona bien con el marisco y las carnes, y es apreciado en todo el mundo, y el alcohol como ingrediente. El alcohol es una gran baza en la cocina porque puede formar nuevos sabores y potenciar los que ya están presentes en un determinado plato.

El Pernod tiene una especial afinidad con los platos de marisco, pero también puede ser un buen complemento para cualquier tipo de carne, sopas o postres. El pernod es un ingrediente delicado, y es mejor tratarlo con suavidad.

Hervirlo como un vino (para eliminar su alcohol y concentrar el sabor) no funciona, ya que el Pernod acaba siendo menos sabroso, así que es mejor añadirlo al final de la cocción o calentarlo lenta y cuidadosamente con otros ingredientes.

1. Pastis

El pastis es una bebida espirituosa francesa con sabor a anís que pertenece a la misma familia que el Pernod. Contiene el sabor adicional del regaliz y se embotella con un mínimo de 40% de alcohol por volumen.

El nombre de este licor deriva de la palabra francesa pastisson (mezcla), ya que la bebida es una mezcla de diferentes aromas y sabores. El sabor principal procede del anís estrellado o de las semillas de la planta del anís mediterráneo. Otros ingredientes son el regaliz, la melisa, la salvia y otras hierbas mediterráneas.

Al ser de la misma familia que el Pernod, el pastis puede ser un perfecto sustituto del Pernod al cocinar, y su alto porcentaje de alcohol puede reducirse para adaptarse mejor a tu receta.

2. Absenta

La absenta es una bebida espirituosa destilada muy aromática que se obtiene de una mezcla de diferentes plantas: las flores y las hojas de ajenjo son los ingredientes principales, junto con el anís, la raíz de angélica, el hinojo, las hojas de ditania, el hisopo, el enebro, la nuez moscada y otras hierbas culinarias.

El color de este aguardiente varía en los distintos estilos de embotellado y puede ir desde muy claro hasta un verde muy brillante. El color se añade mediante el remojo de diferentes hierbas o añadiendo colorantes artificiales.

La absenta tiene una historia larga y complicada: fue una bebida espirituosa muy popular y estuvo prohibida en muchos países hasta hace poco, debido a múltiples casos de efectos nocivos que se debían principalmente a un uso demasiado frecuente. No hay pruebas reales de que la absenta sea más peligrosa que otras bebidas espirituosas.

La absenta se embotella con niveles muy altos de alcohol por volumen. Por eso, generalmente se diluye con agua antes de su consumo. La absenta puede ser un buen sustituto del Pernod para cocinar, porque tiene un sabor muy similar y porque su fuerte contenido de alcohol se evapora al cocinar.

3. Vino blanco

Hay una gran variedad de vinos blancos, con diferentes colores (desde el amarillo pajizo hasta el amarillo dorado) y diferentes sabores. El vino blanco se produce por la fermentación alcohólica de las pulpas de las uvas y ha sido un ingrediente favorito en la cocina durante mucho tiempo.

Este gran número de variedades se debe a los distintos métodos de elaboración y a las diferentes uvas de vino. El vino blanco suele elaborarse con uvas verdes o amarillas, pero también puede hacerse con uvas de piel más oscura.

El vino blanco puede ser un buen sustituto a la hora de cocinar con Pernod porque marida muy bien con el marisco y, más en general, con la mayoría de los platos cocinados. Sin embargo, si buscas algo con el mismo sabor que el Pernod, el vino blanco no es la mejor opción.

El vino seco, el vino suave y el vino dulce son buenos sustitutos del Pernod al cocinar. Ten en cuenta que la acidez del vino aumenta con su fuerza.

4. Ouzo

El ouzo es un licor seco anisado producido a partir de mosto de uva y muy consumido en Grecia. Pertenece a la misma familia que otros licores de anís como el Pernod y el Pastis.

La receta varía de una empresa a otra, pero el ouzo suele destilarse en alambiques de cobre de 96% de volumen de alcohol y luego se aromatiza con semillas de anís y otros ingredientes como cardamomo, menta, clavo, cilantro, hinojo y cardamomo.

En 2006 se reconoció la herencia griega de esta bebida y recibió una Denominación de Origen Protegida aprobada por la UE, lo que significa que cada parte del proceso de producción debe tener lugar en el lugar de origen específico.

El ouzo es otra buena alternativa de Pernod al cocinar, porque añade el mismo sabor anisado característico a los platos de marisco y a cualquier otra receta que quieras probar.

5. Sambuca

La sambuca es un licor anisado originario de Italia. La variedad más común suele ser incolora y a menudo se la denomina sambuca blanca, cuando otras variedades con colores diferentes se llaman sambuca negra o sambuca roja.

En Italia, la sambuca se utiliza sobre todo como bebida digestiva, que suele beberse directamente después de una comida copiosa, pero también puede utilizarse en diversos cócteles y recetas. Este licor se aromatiza con aceites esenciales obtenidos del anís (normalmente anís estrellado, pero también se puede utilizar el anís verde) y otras hierbas y especias como el regaliz y la flor de saúco.

La sambuca forma parte de la misma familia que el Ouzo y el Pastis, así que puede ser un perfecto sustituto del Pernod en la cocina, sobre todo si buscas algo con el mismo sabor que el otro licor.

6. Whisky

El whisky es una bebida alcohólica destilada que se elabora a partir de diferentes tipos de mosto de grano fermentado (maíz, trigo, centeno y cebada, por ejemplo.) Suele destilarse en alambiques de cobre y luego envejecerse en barriles de madera.

Hay muchos tipos diferentes de whisky, pero casi todos ellos pueden utilizarse como un peculiar sustituto del licor Pernod. El sabor no será exactamente el mismo, ya que el whisky carece del distintivo sabor a anís del Pernod, pero puede ser una buena opción si quieres un sabor más singular y un gusto dulce pero ahumado en tu plato.

Puedes añadir el licor al principio y dejar que el alcohol se evapore (como el vino blanco) o añadirlo hacia el final (como harías con el Pernod) si quieres que el sabor del alcohol sea un poco más fuerte.

7. Cítricos

Hay muchos sustitutos del Pernod con alcohol, pero si buscas un sustituto sin alcohol, el limón o la lima pueden ser una muy buena alternativa.

El inconveniente de esta alternativa en particular es que el limón no ofrece el mismo sabor a anís y regaliz: si realmente quieres poder degustar la ligera adición que el Pernod proporciona al sabor de un plato, siempre puedes añadir limón y luego comprobarlo en tu especiero.

Hay algunas combinaciones diferentes que puedes probar, con hierbas y especias como el hinojo o el anís estrellado: sólo tienes que mezclarlas, probarlas y ajustarlas según tu gusto.

8. Vodka

El vodka es una bebida alcohólica destilada originaria de Polonia, Rusia y Suecia. Tradicionalmente se elabora destilando el líquido de granos fermentados o de patatas, y se compone principalmente de agua y etanol.

El vodka es uno de los licores más populares y está disponible en todo el mundo, por lo que es un sustituto del Pernod barato y fácil de encontrar. Al igual que el whisky, el vodka puede ser un excelente ingrediente para los platos de marisco. Carece del distintivo sabor a anís que tiene el Pernod, pero funciona muy bien con las gambas y el pescado, y siempre puedes mezclar otras hierbas y especias para alcanzar el sabor que buscas.

9. Anís

El anís es otra bebida alcohólica con sabor a anís que pertenece a la misma familia que el Pastis, el Ouzo y la Sambuca. Se utiliza en muchos países mediterráneos (como España, Malta, Grecia, Albania, Italia y Líbano) y suele ser incoloro. El anís se produce destilando semillas de anís, como la Sambuca, y suele ser más dulce que los otros licores a base de anís.

El alto contenido de azúcar en el Anisette lo hace casi almibarado, así que aunque el Anisette puede ser un buen sustituto del Pernod, ten en cuenta el dulzor añadido. Una buena regla general es probar siempre el plato que estás cocinando para poder ajustar el sabor y controlar el equilibrio de los sabores.

Cómo elegir un sustituto del Pernod

Hay muchas alternativas al Pernod, pero al buscar un sustituto del Pernod es mejor tener en cuenta las diferencias entre todas estas posibilidades.

El Pastis, la Absenta, el Anís, el Ouzo y la Sambuca tienen un sabor anisado característico similar, así que probablemente sean los sustitutos del Pernod más cercanos que puedas encontrar.

El vino blanco, el vodka y el whisky son buenas alternativas si no te importa el sabor característico. Si quieres un sustituto del Pernod sin alcohol, el limón y una mezcla de diferentes hierbas y especias pueden ser una buena idea

Elijas lo que elijas, ve despacio al sustituirlo y prueba siempre tu plato mientras lo cocinas.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up