9 mejores sustitutos del queso Muenster para tus recetas

Los 9 mejores sustitutos del queso Muenster para tus recetas

El Muenster es un queso semiblando, de color pálido y textura suave, muy popular en Estados Unidos. Se puede utilizar en una gran variedad de recetas, comerlo solo como aperitivo o fundirlo en platos como las hamburguesas con queso o la pizza.

Actualmente, hay muchos quesos que pueden funcionar bien como sustitutos del queso Muenster, pero ten en cuenta que cada queso es diferente, y dará distintos resultados en la cocina.

Indice

Los mejores sustitutos del queso Muenster

El nombre Muenster no está relacionado con la ciudad de Münster en Alemania, ni con la provincia irlandesa de Munster, sino con la ciudad de Munster en Alsacia (que era una provincia de Alemania en la época en que el queso fue llevado a Estados Unidos por los inmigrantes, pero que actualmente es una provincia francesa).

El Muenster no debe confundirse con el queso Munster, que es la variedad original de queso, elaborada en Francia, de hecho, este es un queso elaborado con leche de vaca no pasteurizada o pasteurizada tiene un sabor más fuerte y suele ser un poco más suave que su homólogo estadounidense.

El Muenster americano tiene un color pálido y una textura suave, con una corteza anaranjada que se hace con achiote y que es completamente comestible. El queso tiene un sabor muy suave y una textura lisa y blanda. Cuando envejece, puede desarrollar un sabor más agudo, con un aroma más penetrante.

Tiene excelentes propiedades de fusión, y su sabor suave va bien con platos en los que el sabor a queso no es el componente principal. A menudo se utiliza en platos a la parrilla (sándwiches y hamburguesas con queso) o como ingrediente de pizzas. También se utiliza como aperitivo, comido solo.

El queso Muenster combina muy bien con vinos tintos (como el pinot noir o el merlot) y con vinos secos (como el chardonnay o el pinot grigio). También combina bien con la cerveza y con distintos tipos de carne, como la de vaca o la de ave. Cuando se come como parte de una tabla de quesos, puede ir bien con manzanas, frutos secos, uvas y peras.

Aquí tienes la lista de los mejores sustitutos del queso Muenster que puedes utilizar en tus recetas.

1. Port-Salut

El Port-Salut es un tipo de queso semiblando originario de Francia. Es uno de los quesos más antiguos elaborados con leche de vaca pasteurizada, y tiene un sabor suave y dulce. Contiene un alto porcentaje de grasa saturada, pero es una buena fuente de proteínas y calcio.

El Port-Salut tiene un precio más bajo que otros quesos artesanales y puede comerse solo en una tabla de quesos. Su sabor suave lo convierte en un buen sustituto del Muenster, y también tiene propiedades de fusión similares, lo que lo convierte en una buena alternativa cuando se necesita queso a la plancha.

2. Monterey Jack

El Monterey Jack es un queso originario de Estados Unidos, concretamente de Monterey, California. Es un queso semiduro, elaborado con leche de vaca, conocido por su sabor suave, dulce y sabroso.

Se utiliza habitualmente en distintas cocinas (como la mexicana y la española) por su sabor y sus propiedades fundentes. Ambas características, junto con el hecho de que está ampliamente disponible, hacen que el Monterey Jack sea un buen sustituto del queso Muenster.

Hay distintas variedades de Monterey Jack, como el Dry Jack (que es una versión envejecida y más dura), el Pepper Jack (que está aromatizado con pimienta y distintas hierbas) y el Mixed Jack (el Monterey Jack se mezcla con otros quesos como el Colby).

Tu mejor opción, si quieres un queso similar al Muenster, es quedarte con la versión menos envejecida y más blanda.

3. Gouda

El Gouda es uno de los quesos más populares del mundo, típicamente elaborado con leche de vaca, tiene una consistencia semidura, y se caracteriza por un sabor aromático y dulce y por una textura densa.

Hay diferentes tipos de Gouda que varían en función del envejecimiento del queso. Los más jóvenes tienen un sabor más suave y ligero, mientras que los más viejos pueden llegar a ser muy picantes. El Gouda envejecido suele ser el preferido cuando se busca un queso para comer solo.

Cuando busques un buen sustituto del queso Muenster, es mejor que te quedes con un Gouda más joven: tendrá el mismo sabor suave y ligero y se volverá mucho más cremoso al derretirse, lo que lo convierte en una buena alternativa al queso Muenster en todas aquellas recetas que pidan queso para derretir.

4. Mozzarella

La mozzarella es un queso italiano, ampliamente conocido y uno de los más populares del mundo. A diferencia de otros tipos de queso, la mozzarella se consume fresca y no se envejece: esto le da un sabor delicado y un ligero aroma a crema. También es un queso bajo en grasas, con un alto contenido en proteínas y vitaminas.

Hay muchas variedades de mozzarella, pero si buscas una alternativa de queso Munster, es mejor que te quedes con una de baja humedad que se vende específicamente como cobertura de pizza.

Este tipo de mozzarella tiene una textura más densa y un sabor ligeramente más aromático. Se funde perfectamente y es un elemento básico a la hora de hacer pizza porque no suelta agua como otros tipos de mozzarella. Esto la convierte en un sustituto perfecto del queso Muenster rallado.

5. Havarti

El havarti es un queso semiduro, originario de Dinamarca, con una textura elástica y un color amarillo pálido. Se elabora con leche de vaca y es equilibrado y mantecoso, con un sabor suave que lo convierte en una buena alternativa al queso Muenster.

Hay dos tipos diferentes de Havarti: el primero, hecho con leche de vaca entera pasteurizada, y el Havarti de crema, al que se le ha añadido nata.

El Havarti suele madurar durante tres meses y desarrolla un sabor dulce y a nuez. Es un queso perfecto para comerlo solo, pero sigue funcionando perfectamente cuando se funde. Puedes sustituirlo por el Muenster tanto en una tabla de quesos como en una receta que pida queso para fundir.

6. Provolone

El Provolone es un queso italiano tradicional de pasta estirada, ampliamente disponible en todo el mundo y muy conocido por su versatilidad y sabor.

Está hecho de leche de vaca y tiene un interior cremoso y un exterior semiduro. Suele presentarse en dos variedades: el provolone dolce (envejecido durante tres meses, más cremoso y delicado) y el provolone piccante (envejecido durante más tiempo, más agudo y fuerte).

La variedad que más se acerca al sabor del queso Muenster es la primera, el provolone dolce, más suave y de sabor delicado. Se puede utilizar para cocinar o como queso de rallar, comerlo solo o como ingrediente principal de una ensalada. El provolone también se funde muy bien, por lo que puede funcionar como sustituto del Muenster en sándwiches y hamburguesas de queso.

7. Cheddar

Si buscas un sustituto del queso Muenster y te interesan sobre todo las propiedades de fusión del queso, el cheddar puede ser una muy buena opción.

El cheddar es un queso muy conocido y utilizado en una gran variedad de recetas y platos. Es brillante y meloso y tiene un sabor particular que depende principalmente de la edad del queso.

Un Cheddar joven es suave y blando, con un sabor más suave, mientras que un Cheddar más viejo se vuelve más desmenuzable y seco, y adquiere un sabor más agudo con el tiempo. Cuando busques un sustituto del queso Muenster, tu mejor opción es un Cheddar suave.

Si quieres algo con un color similar al del queso Muenster, puedes optar por el Cheddar blanco. La única diferencia entre el Cheddar blanco y el Cheddar amarillo es el colorante alimentario, así que es sólo una cuestión de estética. Un Cheddar amarillo y un Cheddar blanco de la misma edad tienen prácticamente el mismo sabor.

Las cualidades de fusión de este queso lo convierten en un sustituto perfecto del queso Muenster si quieres algo con el mismo sabor suave, que además se funda muy bien.

8. Edam

El Edam es un queso elaborado con leche de vaca, originario de las regiones del norte de los Países Bajos. Es un queso muy utilizado, conocido por su sabor suave y sabroso y por su versatilidad.

El Edam suele venderse en pequeñas esferas de acabado plano con un interior amarillo claro y un exterior recubierto de parafina roja. El Edam joven tiene una textura cremosa y un sabor suave, mientras que el Edam viejo tiene un sabor más intenso y una textura más seca.

El Edam joven tiene un sabor salado y a nuez que se asemeja al mismo sabor del Muenster: funciona mejor como alternativa al Muenster en una tabla de quesos, donde va bien con frutas como melocotones, albaricoques y cerezas.

9. Queso Brick

El queso Brick es otra buena opción si buscas un sustituto del queso Muenster que se funda. El queso brick procede de Estados Unidos, y se elabora en forma de ladrillo.

El color puede ir del amarillo pálido al blanco y, cuando el queso es joven, tiene un sabor dulce y suave. El sabor se vuelve más agudo y maduro con la edad, pero un queso brick más joven funciona mejor como sustituto del Muenster.

El queso brick tiene grandes propiedades de fusión, por lo que es un sustituto perfecto cuando se trata de pizzas o recetas a la parrilla, como sándwiches o hamburguesas.

Cómo elegir un sustituto del queso Muenster

Si buscas un sustituto del queso Muenster para una receta que requiera queso para fundir, tienes muchas opciones: puedes utilizar mozzarella, queso brick, cheddar y provolone.

Por otro lado, si necesitas un sustituto del Muenster para una tabla de quesos, puedes optar por Port-Salut, Monterey Jack, Gouda, Havarti o Edam. Muchos de estos quesos también funcionan bien cuando se funden, pero todos tienen un sabor y una textura más parecidos a los del Muenster, por lo que funcionan mejor cuando se comen solos.

Elige tu alternativa al queso Muenster en función de tus necesidades culinarias y de tu gusto personal, pero recuerda que cada queso tiene un sabor ligeramente diferente, por lo que probablemente no encontrarás un sustituto exacto del Muenster.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up