Cómo recalentar calamares fritos: las 4 mejores formas

Como recalentar calamares fritos las 4 mejores formas

Los calamares fritos son un plato muy popular en los restaurantes, y acabar con las sobras es algo muy común, pero mucha gente los tira porque no sabe cuál es la mejor manera de recalentarlos.

¿Cuál es la mejor manera de recalentar los calamares fritos? La mejor manera de recalentar los calamares fritos es utilizar el horno, de lo contrario, si quieres asegurarte de conservar los sabores y el crujiente, lo mejor es utilizar una secadora de aire.

Hay un truco común para todos estos métodos: tienes que recalentar los calamares fritos el tiempo suficiente para que estén frescos y crujientes por fuera y agradables y calientes por dentro.

Indice

Las mejores formas de recalentar los calamares fritos

Lo primero que debes tener en cuenta es que siempre es mejor comer los alimentos fritos frescos, de hecho, incluso los mejores métodos no te darán exactamente el mismo sabor que los recién fritos.

Si quieres recalentar las sobras de calamares fritos, debes asegurarte de que conservan al máximo su textura frita y su sabor particular, para evitar acabar con unos calamares gomosos, rancios o empapados.

También es imprescindible tener en cuenta que el marisco y el pescado, en general, son ingredientes delicados que pueden albergar muchos patógenos o toxinas que podrían enfermarte. Siempre es mejor consumir las sobras que incluyan marisco en un plazo de 3 días.

Para asegurarte de que mantienes los alimentos fuera de la zona de peligro, asegúrate de refrigerar o congelar las sobras de calamares fritos antes de 2 ó 3 horas.

Ten en cuenta que ciertos tipos de marisco son más susceptibles de ser cocinados en exceso que otros, y que los calamares son uno de ellos. Esto significa que tendrás que tener mucho cuidado al recalentarlos, porque si los calientas incluso un minuto o dos más, acabarás comiendo un plato gomoso.

El problema es que los calamares fritos ya se han cocinado a la perfección, y cocinarlos por segunda vez no servirá de nada. Lo mejor es calentarlos.

Otra cosa que puedes hacer es volver a freír los calamares para no perder la textura crujiente original. Pero tienes que tener un poco de tiempo a mano, y también tienes que tener mucho cuidado para evitar el calor indeseado.

Hay algunos métodos diferentes que puedes utilizar para recalentar los calamares fritos, y elegir el mejor depende sobre todo de los aparatos de cocina que tengas a mano. Todos los métodos que hemos enumerado funcionan bastante bien, así que la decisión final depende completamente de ti.

Hemos preparado una guía práctica para ayudarte a elegir el mejor método para conseguir la consistencia y la textura perfectas cuando recalientes tus calamares fritos sobrantes.

Cómo recalentar los calamares fritos en el horno

Uno de los métodos más fáciles y sencillos para recalentar los calamares fritos es utilizar el horno: es rápido y fácil, sólo tienes que precalentar el horno, extender los calamares en una bandeja de horno y hornearlos durante unos minutos.

Ten en cuenta que puede que acaben siendo un poco más chiclosos que la primera vez, pero seguirán siendo lo suficientemente buenos y definitivamente vale la pena comerlos.

Una vez que hayas recalentado los calamares fritos en el horno, asegúrate de comerlos en las dos horas siguientes o acabarán empapándose. El marisco está mejor servido justo después de cocinarlo, sobre todo cuando está frito, así que no lo dejes fuera para que se enfríe a temperatura ambiente.

Si utilizas el horno tienes dos opciones a la hora de recalentarlo: puedes recalentarlo a una temperatura más alta (375° Fahrenheit) durante unos 7 minutos, o a una temperatura más baja (unos 350° Fahrenheit) durante unos 10 minutos. 

Un consejo muy útil es dar la vuelta a los calamares a mitad del recalentamiento, para asegurarte de que se calientan uniformemente por ambos lados.

También puedes utilizar un termómetro de carne para comprobar la temperatura y asegurarte de que se recalientan uniformemente.

Estos son los pasos para recalentar calamares fritos en el horno:

  1. Precalienta tu horno a 375° Fahrenheit o a 350° Fahrenheit.
  2. Coloca tus restos de calamares fritos en una bandeja de horno o en una hoja para hornear, asegurándote de que no se superpongan.
  3. Coloca la sartén dentro del horno y vuelve a calentarlos.
  4. Saca la sartén del horno cuando estén a medio recalentar.
  5. Dale la vuelta a los calamares fritos.
  6. Opcional: utiliza un termómetro de carne para comprobar la temperatura.
  7. Déjalos en el horno hasta que se recalienten uniformemente.

Cómo recalentar los calamares fritos en una sartén

Otro método rápido que puedes utilizar es recalentar los calamares fritos en una sartén: simplemente tendrás que utilizar un poco de aceite, pero lo mejor de esta opción es que tendrás el control sobre la cantidad de calentar el plato.

Vigila la temperatura y recuerda mantener el fuego bajo, de lo contrario, acabarás cocinando tus calamares fritos por segunda vez.

Estos son los pasos para recalentar los calamares fritos en una sartén:

  1. Elige una sartén pesada, preferiblemente de hierro fundido, y pon una pequeña cantidad de aceite en la sartén.
  2. Asegúrate de que la sartén está caliente, lo que puede llevar unos 4-5 minutos, antes de poner los calamares fritos.
  3. Pon los calamares fritos en el aceite caliente y fríelos por ambos lados hasta que se calienten uniformemente.

Cómo recalentar los calamares fritos en el microondas

Recalentar los calamares fritos en el microondas probablemente no sea la opción más segura: los alimentos fritos recalentados en el microondas tienden a volverse un poco empapados y a perder su sabor.

Pero es evidente que recalentar los calamares fritos en el microondas ahorra mucho tiempo y problemas, y es uno de los métodos más fáciles y rápidos.

Así que, si realmente quieres recalentar calamares fritos en el microondas, ten en cuenta que la textura probablemente cambiará un poco, pero que hay algunos consejos que puedes utilizar para evitarlo.

Estos son los pasos para recalentar calamares fritos en el microondas:

  1. Coloca una toalla de papel húmeda sobre los calamares fritos (esto ayudará a que la comida mantenga su textura original).
  2. Pon el microondas a media potencia.
  3. Calienta tus calamares fritos a intervalos cortos y comprueba regularmente la temperatura.
  4. Comprueba a menudo el nivel de humedad para que no acaben con una textura empapada.

Cómo recalentar los calamares fritos en una freidora de aire

Un método ligeramente diferente es recalentar los calamares fritos en una freidora de aire: las freidoras de aire son excelentes para mantener los alimentos fritos crujientes incluso cuando los has recalentado, y esto es algo que definitivamente quieres conseguir.

Este método es ligeramente diferente de los otros ya mencionados porque estás cocinando tus calamares fritos por segunda vez, no sólo recalentándolos, pero definitivamente puede funcionar.

Lo mejor es que, siempre que tengas una freidora de aire, ¡es un método realmente rápido y sencillo!

Estos son los pasos para recalentar calamares fritos en una freidora de aire:

  1. Pon tu freidora de aire a 350 grados F.
  2. Introduce los calamares que te han sobrado y caliéntalos durante 3 ó 4 minutos.

¿Se pueden recalentar los calamares fritos?

La respuesta a esta pregunta es sí, no tienes que tirarlos y definitivamente puedes disfrutar de las sobras durante los próximos días.

Hay algunas cosas que debes tener en cuenta para recalentarlos correctamente y acabar con unos calamares fritos crujientes y sabrosos, tan buenos como los frescos.

En primer lugar, tienes que guardarlos correctamente, y durante el tiempo adecuado: ponlos en la nevera o en el congelador y asegúrate de recalentarlos en los días siguientes. No debes dejarlos en la nevera más de tres días.

Tampoco debes recalentarlos más de una vez, pues de lo contrario acabarás con unos calamares fritos gomosos y empapados.

Ten en cuenta que los calamares, al igual que muchos otros tipos de marisco, son más susceptibles de ser cocinados en exceso: sólo tienes que recalentar los calamares fritos el tiempo necesario para que vuelvan a ser comestibles.

Puedes elegir tu método preferido entre los que hemos enumerado anteriormente: cada uno funciona para diferentes necesidades y según la disponibilidad de tus aparatos de cocina.

La forma más segura de recalentar los calamares fritos es el horno: es fácil, sencillo y no lleva mucho tiempo. Sólo asegúrate de darles la vuelta a mitad del recalentamiento, para asegurarte de que se recalientan uniformemente.

Recalentar los calamares fritos en una freidora de aire es otro método increíblemente sencillo, también puedes utilizar una sartén: este es otro método realmente rápido, pero tienes que tener cuidado de no cocinarlos demasiado.

También puedes recalentar los calamares fritos en el microondas, aunque no es el primer método que sugeriríamos.

Sea cual sea el método que elijas, recuerda seguir nuestra guía paso a paso para asegurarte de que obtienes los mejores resultados.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up