Los 7 mejores sustitutos del zumo de piña para tus recetas

Los 7 mejores sustitutos del jugo de pina para tus

El zumo de piña es una excelente opción para una bebida saludable, pero también puede utilizarse en tu cocina. De hecho, hay muchas recetas que se basan en el sabor mixto de este nutritivo zumo. Pero, ¿qué debemos hacer cuando nos quedamos sin zumo de piña?

Otras frutas tropicales suelen ser la primera opción cuando se busca un sustituto del zumo de piña. Puedes obtener resultados muy similares utilizando frutas tropicales y subtropicales como limones, limas y mangos, por ejemplo.

Indice

Los mejores sustitutos del zumo de piña 

La piña es una fruta tropical con un sabor algo agridulce. Si eres goloso, debes comer trozos de la base de la fruta, porque es ahí donde se esconde la mayor parte del azúcar.

Puedes encontrar piña en las tiendas de comestibles durante todo el año, pero la mejor temporada es de marzo a julio. La piña siempre está madura y lista para comer, porque sólo se saca de su planta cuando está completamente madura.

Desde el punto de vista nutricional, la piña contiene

  • Gran cantidad de azúcares
  • No tiene calorías
  • Sin grasas
  • Alta concentración de vitamina C
  • Manganeso
  • Vitamina B
  • Bromelina (una enzima que ayuda a la digestión)

Cuando se piensa en la piña, la gente suele asociar esta fruta con las islas de Hawai, pero en realidad la piña se descubrió por primera vez en Sudamérica. Se utiliza sobre todo en zumos, batidos, bebidas y cócteles, pero también en muchas recetas diferentes, desde postres hasta carne.

Sin embargo, algunas personas son alérgicas a esta fruta y otras no la encuentran en las tiendas o prefieren no comprarla cuando no está en temporada, así que si necesitas un sustituto del zumo de piña, considera una de las alternativas que se indican a continuación.

1. Zumo de limón

El zumo de limón no sólo es una gran bebida con muchos beneficios para la salud, sino que también se utiliza para los más diversos fines:

  • Es un limpiador natural para diferentes tipos de superficies
  • Es un quitamanchas para la ropa
  • Proporciona fragancia a perfumes, cremas y jabones
  • Se añade como guarnición a los platos de pescado y carne
  • Se utiliza en pequeñas cantidades para mitigar las náuseas debidas a la sobrealimentación
  • Puede curar pequeñas infecciones bucales
  • Mantiene alejados a insectos como los mosquitos
  • Elimina los olores de los espacios pequeños y cerrados, como los microondas
  • Mata las bacterias que persisten en los utensilios de cocina
  • Se utiliza mezclado con jengibre y miel como medida de prevención del resfriado

No es de extrañar que el zumo de limón sea también un gran sustituto del zumo de piña cuando éste se utiliza como salsa o guarnición final, por ejemplo en ensaladas o ensalada de col.

A veces tendrás que crear tu propia sustitución experimentando con distintos zumos. Mezclar zumo de limón y de lima puede ser una alternativa válida al uso exclusivo de zumo de limón.

2. Zumo de lima

El zumo de lima se utiliza principalmente para realzar el sabor de un plato. La lima es una adición bienvenida a cualquier dieta porque esta fruta está cargada de nutrientes, especialmente antioxidantes y vitamina C.

Debido a sus valores nutricionales, el zumo de lima tiene muchos beneficios para nosotros cuando se añade a una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable:

  • Refuerza el sistema inmunitario
  • Ayuda a mantener la piel sana
  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón
  • Previene los cálculos renales
  • Ayuda a la absorción del hierro
  • Puede reducir el riesgo de ciertos cánceres

Para aprovechar al máximo la lima, la fruta debe estar a temperatura ambiente o más caliente antes de exprimirle el zumo. Las limas también pueden calentarse durante unos minutos en agua caliente, en el horno a baja temperatura o en el microondas durante 15-30 segundos.

No la calientes demasiado: hervirá el zumo.

Utiliza el zumo de lima como utilizarías el de piña en tu receta. También puedes mezclarlo con otros zumos, como el de limón o el de naranja, para añadir una nota dulce.

3. Zumo de naranja

La naranja es una de las frutas más populares y el zumo de naranja es probablemente el zumo de fruta más consumido en el mundo, lo que también significa que es objeto de un gran número de alteraciones.

De hecho, la mejor opción es siempre hacer el zumo de naranja en casa y con naranjas de origen controlado. El zumo de naranja industrial suele tener azúcares añadidos, que la naranja no necesita porque ya está bien cargada de azúcares y calorías por sí misma.

Además, no se sabe qué otros aditivos pueden añadirse al zumo de naranja industrial. El proceso de producción es tan pesado que bien podría hacerlo menos saludable que beber un refresco. Por no mencionar que, de todos modos, nunca se podrá comparar con el zumo de naranja recién hecho.

El zumo de naranja es uno de los mejores sustitutos del zumo de piña en las recetas, especialmente cuando se hace jamón. De hecho, te preguntarás cómo puede ser esto cierto si la naranja y la piña no saben exactamente igual.

Sin embargo, la naranja tiene un sabor agridulce igual que la piña. Si quieres, puedes hacerla aún más parecida a la piña añadiendo un poco de zumo de lima a la mezcla.

4. Zumo de mango

El mango es una de las frutas favoritas del mundo desde hace más de 4000 años, lo que explica que a veces se le llame el "rey de las frutas". El mango es una gran fuente de vitamina C y contiene buenas cantidades de betacaroteno y hierro, entre otros muchos nutrientes.

Beber zumo de mango todos los días es una forma rápida y refrescante de mantener un cuerpo sano. El mango es muy dulce, por lo que tiene un sabor agradable incluso sin azúcares adicionales, lo que lo convierte en el zumo ideal cuando se está a dieta.

También está entre las bebidas favoritas de los deportistas, dado que está cargado de potasio que ayuda a reparar los músculos después del ejercicio intenso.

Una mezcla de mango y lima puede funcionar como sustituto del zumo de piña en el adobo, porque lo agrio de la lima equilibra el dulzor del mango. Como alternativa, también puedes mezclar mango y sidra de manzana para utilizarlo en la ensalada de col.

5. Zumo de pomelo

El pomelo es un buen sustituto del zumo de piña porque pertenece a la familia de los cítricos, cuyos frutos comparten muchas similitudes con la piña, aunque ésta no forme parte de ella.

Esta fruta es rica en antioxidantes y se dice que ayuda a prevenir el cáncer de piel gracias al compuesto d-limoneno que se encuentra en ella, así que es una adición saludable a tu receta.

El pomelo viene en diferentes variedades y, normalmente, la rosa es la más recomendada como sustituto del zumo de piña.

Su sabor puede variar desde el dulce-agrio hasta el ácido extremo y, dependiendo de esta característica, puede que tengas que ajustar un poco tu receta si quieres mantener el parecido lo más posible con la piña.

Normalmente, el pomelo tendrá una nota más amarga que la piña, pero se arregla fácilmente añadiendo un poco de azúcar o mezclando con él otro zumo de fruta dulce.

6. Zumo de fruta de la pasión

La fruta de la pasión es famosa por su sabor extremadamente jugoso. Esta fruta se cultiva en distintas partes del mundo, por lo que está disponible todo el año. Tiene varias variedades, que comparten una pulpa amarilla o púrpura que se suele comer cogiéndola con una cuchara.

Un rasgo distintivo de esta fruta es que, cuando está madura, no se parece a la mayoría de las frutas maduras que tienen una piel brillante y lisa. De hecho, la fruta de la pasión parece muy arrugada cuando está completamente madura.

El aroma de esta fruta es especialmente agradable, y de hecho se utiliza a menudo en velas y productos de baño.

El zumo de fruta de la pasión tiene un sabor dulce y ácido, lo que la convierte en una buena alternativa a la piña, ya que el sabor de la piña es una mezcla de dulce y ácido también.

Debido a estas similitudes, la piña y la fruta de la pasión se utilizan a menudo juntas en zumos de frutas y frappes, pero una también puede sustituir a la otra.

7. Vinagre y azúcar

Las recetas agridulces son deliciosas porque estimulan nuestro sentido del gusto en ambos sentidos, alcanzando el equilibrio perfecto con un sabor fuerte que te deja satisfecho.

No es casualidad que los platos agridulces sean cada vez más populares tanto en la cocina casera como en los restaurantes.

El zumo de piña es el ingrediente perfecto para una salsa agridulce porque ya tiene en sí mismo los sabores dulce y ácido. Pero ¿qué puedes hacer cuando se te ha acabado esta fruta mágica y no tienes ninguna otra fruta que pueda utilizarse para la salsa?

Aunque parezca fácil, puedes crear un sustituto casi perfecto del zumo de piña en la salsa agridulce mezclando vinagre y azúcar.

El vinagre es tan ácido como la piña, pero carece de su sabor dulce. Puedes arreglarlo añadiendo azúcar hasta recrear el equilibrio de sabor del zumo de piña.

El zumo de piña tiene también la característica de hacer más tierna la carne, cosa que, por supuesto, el vinagre y el azúcar no pueden hacer. Sin embargo, la carne no necesita estar más tierna en las recetas agridulces, así que puedes utilizar esta salsa en tus platos de carne sin ningún problema.

Cómo elegir un sustituto del zumo de piña.

El zumo de piña se utiliza principalmente por una razón: su sabor equilibrado entre dulce y ácido. Aunque no siempre es fácil recrear un sabor perfecto de zumo de piña, no es difícil encontrar nuevas formas de crear este equilibrio.

Muchas frutas de la familia de los cítricos ya son a la vez dulces y ácidas sin necesidad de hacer ningún añadido a la receta. A veces, cuando la fruta es demasiado dulce, un poco de zumo de lima puede hacer que el sabor sea lo más parecido posible al del zumo de piña, así que no tengas miedo de experimentar.

Cuando te quedes sin opciones, la salida más fácil es utilizar lo que ya tienes en casa: siempre tenemos vinagre y azúcar en nuestra cocina, pero ¿sabías que equilibrando ambos en una receta puedes conseguir un sabor de zumo de piña bastante bueno?

Hemos mencionado unos cuantos sustitutos estupendos del zumo de piña, pero al elegir un sustituto del zumo de piña los únicos límites son tu gusto y tu creatividad. De hecho, puedes probar otras combinaciones como naranja y fresa o manzana dulce y limón.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up