Los 9 mejores sustitutos del almidón de trigo para tus recetas

Los 9 mejores sustitutos del almidon de trigo para tus

Si te gusta el pan casero, probablemente ya estés familiarizado con el almidón de trigo. Aparte del pan, este extracto de grano de trigo se utiliza como agente espesante en una gran variedad de productos de panadería y otros alimentos, salsas y sopas.

Cuando el almidón de trigo no está disponible, hay otras opciones que puedes probar, como el almidón de maíz, de patata o de tapioca. Tienen características diferentes y puede que no sirvan para todas las recetas, así que cuando elijas un sustituto del almidón de trigo, ten en cuenta lo que necesitas hacer con él.

¿Tienes prisa?
Los mejores sustitutos del almidón de trigo son la fécula de maíz, la fécula de patata, el almidón de tapioca, el almidón de arroz, la cáscara de psilio, el polvo de arrurruz, el polvo de xantano, la goma guar y las semillas de lino molidas.
Indice

¿Cuáles son los mejores sustitutos del almidón de trigo?

El almidón de trigo es un hidrato de carbono que forma parte de nuestra dieta desde hace miles de años. Es un ingrediente común en muchos alimentos y suele considerarse bueno para las dietas sin gluten.

De hecho, durante el procesamiento del almidón de trigo, se eliminan las proteínas del gluten. Sin embargo, es muy difícil separar estos pequeños componentes, por lo que se cree que el almidón de trigo podría seguir conteniendo un pequeño porcentaje de gluten.

Por esta razón, aunque el almidón de trigo se encuentra a menudo en productos etiquetados como sin gluten, siempre es mejor comprobar los ingredientes, porque un producto que contiene almidón de trigo sólo se considera sin gluten si contiene menos de 20 partes por millón (ppm) de gluten.

Hay varios sustitutos del almidón de trigo, como otros almidones de cereales o almidones tuberosos.

Los de cereales se consideran las mejores alternativas al almidón de trigo, pero dependiendo de lo que necesites hacer con ellos, también puedes considerar otras opciones.

En general, todos los almidones son buenos sustitutos del almidón de trigo. Sin embargo, cada uno tiene sus propias propiedades, por ejemplo, diferentes niveles de viscosidad, o puede no soportar bien la mezcla.

También es importante tener en cuenta la disponibilidad de estos productos, porque algunos sustitutos del almidón de trigo son más fáciles de encontrar que otros.

Así, si no tienes harina de almidón de trigo, puedes probar uno de los siguientes sustitutos.

1. Almidón de maíz

La maicena es el mejor sustituto del almidón de trigo, el que puedes sustituir en todas las recetas y el más fácil de encontrar en las tiendas.

Así como el almidón de trigo es un hidrato de carbono extraído del endospermo del trigo, la maicena es un hidrato de carbono extraído del endospermo del maíz.

Este almidón no tiene gluten por naturaleza, por lo que es la mejor opción para las personas afectadas por la enfermedad celíaca. También funciona como sustituto de la harina sin gluten, al igual que el sorgo.

Aunque la maicena se utiliza principalmente como agente espesante, también puedes utilizarla como cobertura para tartas, pasteles de frutas y otros postres antes de empezar a hornearlos.

Este almidón natural tiene muchos usos y, además de ser un gran sustituto del almidón de trigo, también es un buen sustituto de otros alimentos, incluido el quimbombó.

2. Fécula de patata

Cuando se extrae el almidón de las patatas y se procesa hasta convertirlo en polvo, se obtiene la fécula de patata. Este almidón es muy versátil, puedes utilizarlo como utilizarías la fécula de maíz y a menudo se compara con ella porque también no tiene gluten.

La fécula de patata se etiqueta a veces como harina de patata, pero ambos son productos diferentes porque la harina de patata no es más que patatas secas molidas en una sustancia parecida a un polvo que se parece más a la harina de trigo que a la fécula de trigo.

Al utilizar la fécula de patata como sustituto del almidón de trigo, tienes una ventaja sobre la fécula de maíz, porque la fécula de patata puede tolerar temperaturas más altas y por eso se la suele denominar fécula de maíz al hornear.

Esta fécula suele estar presente en las tiendas de alimentación, pero cuando no esté disponible en tu zona, puedes encontrarla fácilmente en Internet a precios razonables. Utilízala en lugar del almidón de trigo en una proporción de 1:1 (1 cucharada de fécula de patata equivale a 1 cucharada de almidón de trigo).

3. Fécula de tapioca

El almidón de tapioca procede de la raíz de la mandioca y a veces se llama almidón de yuca. Se utiliza principalmente como agente espesante y funciona bien tanto en platos salados como dulces.

Al proceder de una raíz, la tapioca se considera más saludable que otros tipos de almidón, como el de la patata. Sin embargo, a diferencia de la patata y la maicena, la tapioca no resiste bien las altas temperaturas, y es mejor añadirla a tu plato al final.

De hecho, cocinar el almidón de tapioca durante demasiado tiempo hará que el producto final pierda su espesura. Otra diferencia entre la tapioca y otros almidones es que el almidón de tapioca añade un aspecto brillante al plato.

Si quieres hacer almidón de tapioca en casa a partir de la planta de la yuca, ten en cuenta que esta planta contiene cianuro, que es perjudicial para nuestro organismo. Hierve la yuca durante al menos 20 minutos para eliminar este componente.

Puedes utilizar el almidón de tapioca como sustituto del almidón de trigo en una proporción de 2:1 (2 cucharadas de tapioca equivalen a 1 cucharada de almidón de trigo).

4. Almidón de arroz

El almidón de arroz es un hidrato de carbono extraído del arroz blanco, que tiene la apariencia de un polvo blanco insoluble formado, como otros almidones, por dos componentes: amilosa y amilopectina.

No debe confundirse con la harina de arroz, que, como todas las demás harinas, sigue conteniendo proteínas de gluten. De hecho, el almidón de arroz no contiene gluten.

Cuando se mezcla con agua caliente, el almidón de arroz adquiere una textura suave y cremosa, parecida a un gel. Por eso el almidón de arroz suele ser un componente de los alimentos para bebés, las coberturas, las sopas y las salsas.

Puede que el almidón de arroz no sea el primer sustituto del almidón de trigo que te venga a la cabeza, pero su color blanco y su sabor neutro garantizan que el resultado final de tu plato será completamente inalterable tanto en sabor como en color.

5. Cáscara de psilio

La cáscara de psilio es un gran sustituto del almidón de trigo en las dietas bajas en carbohidratos. Este almidón procede de la planta de Plantago, que se cultiva en la India. En los últimos años, la demanda de alternativas sin gluten y bajas en carbohidratos ha hecho que el psilio sea cada vez más popular.

El psilio es un sorprendente agente espesante y también se utiliza en la repostería baja en carbohidratos para evitar que los productos se deshagan. Puede llegar a ser tan espeso que es importante añadir suficiente líquido para que el almidón se acumule.

Empieza mezclando una sola cucharadita de psilio en tu plato y añade más hasta que alcances la consistencia deseada. Remueve bien cada cucharadita que añadas para reducir el riesgo de estreñimiento.

El psilio es una opción vegana perfecta y puedes añadirlo a sopas, guisos, zumos y bebidas calientes, entre otros productos.

6. Arrurruz en polvo

El polvo de arrurruz es un almidón tuberoso como el de la patata. Se elabora a partir de almidones extraídos de varias plantas, entre ellas la Maranta arundinacea (planta de arrurruz) que le da su nombre.

Este polvo es de color blanco y no tiene sabor. A veces se le llama almidón de maíz porque tiene un alto contenido en fibras, y es un sustituto saludable del almidón de trigo.

El polvo de arrurruz, como muchos otros almidones, se utiliza por sus propiedades espesantes y, cuando se mezcla con agua, puede convertirse en un gel como el psilio.

Como soporta muy bien los componentes ácidos, suele utilizarse como espesante de gelatinas y rellenos de frutas.

Al igual que ocurre con la tapioca, la cocción del arrurruz durante demasiado tiempo a altas temperaturas disminuirá su capacidad espesante, por lo que no se recomienda para recetas que requieran un tiempo de cocción largo. Para evitarlo, a veces es mejor añadir el arrurruz hacia el final del proceso de cocción.

Puedes sustituir el almidón de trigo por el arrurruz en una proporción de 2:1 (2 cucharadas de arrurruz sustituyen a 1 cucharada de almidón de trigo).

7. Goma xantana

Al igual que el psilio, la goma xantana es un almidón pegajoso que suele utilizarse para mantener unidos los productos de panadería sin gluten. Se fabrica fermentando el azúcar con una bacteria vegetal llamada Xanthomonas campestris.

Con el creciente interés por las dietas sin gluten, la goma xantana ha conocido su fortuna como aditivo alimentario que mejora la elasticidad de los platos y ayuda a mantener la misma textura en los alimentos sin gluten que en los tradicionales.

Aunque la goma xantana es una de las principales razones por las que los productos sin gluten se han vuelto tan fáciles de conseguir, es importante tener en cuenta que un exceso de este ingrediente en tu plato puede causar problemas gastrointestinales.

Además, un exceso de goma xantana puede convertir tu plato en una solución viscosa, así que úsala con precaución. Para sustituir el almidón de trigo por la goma xantana, empieza con una pequeña cantidad y ve aumentando hasta alcanzar la textura deseada.

8. Goma guar

Otra goma vegetal es la goma guar, que no procede de una bacteria vegetal ni de una raíz, sino de un tipo de alubia llamada guar. Cuando se quita la cáscara de las judías guar, se extrae el endospermo, se seca y se convierte en polvo.

La goma guar se prefiere a muchos otros tipos de almidones porque tiene un alto contenido en fibra y pocas calorías. Se considera una opción más saludable que el almidón de trigo o de maíz.

Esta goma, al igual que la goma xantana, es un agente espesante muy fuerte, por lo que no debe utilizarse en exceso en tu plato. Empieza con muy poco, por ejemplo con un cuarto de cucharadita de goma guar, y luego ve aumentando a partir de ahí.

9. Semillas de lino molidas

Las semillas de lino molidas figuran entre otros famosos superalimentos como la jícama y el brócoli.

Este sustituto del almidón de trigo es un buen absorbente y, al igual que otros almidones, se convierte en un gel cuando se mezcla con agua. Sin embargo, su consistencia es menos suave que la de otras alternativas al almidón de trigo.

Las semillas de lino molidas pueden ser el complemento nutritivo que le falta a tu plato. A veces se utilizan como aderezos para la avena o las sopas, y también pueden añadirse a las bebidas calientes para aumentar su contenido nutritivo.

Si quieres sustituir el almidón de trigo por semillas de lino molidas, recuerda que debes utilizar mucho líquido. Para sustituir 2 cucharadas de almidón de trigo, mezcla 1 cucharada de estas semillas con 4 cucharadas de agua.

Cómo elegir un sustituto del almidón de trigo. 

Los almidones están compuestos principalmente por amilosa y amilopectina, y son las proporciones de estos dos componentes las que cambian las propiedades de cada almidón.

Cantidades bajas de amilosa

Los almidones de este tipo suelen presentar estas características

  • Pueden cocinarse durante mucho tiempo sin perder sus propiedades espesantes.
  • Hacen que el resultado final sea lo suficientemente grueso como para ser cortado con un cuchillo.
  • Se vuelven esponjosos cuando se congelan, y pueden perder líquidos.
  • Se vuelven claros cuando están calientes, pero se vuelven opacos cuando están fríos.

Estos almidones suelen incluir los más populares, como el trigo y el maíz.

Altas cantidades de amilopectina 

Los almidones de este tipo suelen presentar estas características

  • Se vuelven espesos a bajas temperaturas, pero no siempre pueden mantener el espesor cuando se cocinan durante mucho tiempo.
  • El plato final tiene una capa brillante que no es lo suficientemente firme como para ser cortada.
  • Se pueden congelar sin que se produzcan cambios.
  • La solución permanece clara tanto en frío como en caliente.

Estos almidones suelen incluir almidones de raíz como el arrurruz y la tapioca, pero más en general todos esos almidones tienden a convertirse en un gel ceroso cuando se mezclan con líquidos.

En función de estas características, será más fácil elegir qué almidón es bueno para tu receta. Por ejemplo, si tienes que hacer una tarta, necesitarás un almidón que, una vez cuajado, se vuelva lo suficientemente espeso y firme como para poder cortarlo, como la maicena.

Simplemente, para elegir el mejor sustituto del almidón de trigo para tus necesidades, ten en cuenta cómo quieres que sea el resultado final de tu plato y elige en consecuencia.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up