Los 9 mejores sustitutos del paneer para tus recetas

Los 9 mejores sustitutos del paneer para tus recetas

El paneer ocupa un lugar destacado en la cultura india y muchas recetas giran en torno a este queso. Su popularidad ha llegado al otro lado del mundo, haciéndose un hueco en muchas recetas internacionales también, pero no siempre es fácil encontrar paneer en las tiendas.

Otros tipos de queso pueden funcionar como sustitutos del paneer, aunque ninguno puede sustituirlo perfectamente. Cada sustituto funciona bien en ciertas recetas pero no en otras, y si no quieres comprometerte, puedes hacer tu propio paneer en casa.

Indice

Los mejores sustitutos del paneer 

El paneer es un queso fresco indio, lo que significa que no requiere envejecimiento ni cultivo y puede comerse en cuanto está listo. Se elabora a partir de leche mezclada con un ácido vegetal o de frutas (normalmente puede servir el vinagre o el zumo de limón).

La peculiaridad de este queso es que, a diferencia de otros tipos de queso como la mozzarella o el cheddar, el paneer no se funde, por lo que mantendrá su forma y textura independientemente del uso que le des. Por eso el paneer es perfecto para una gran variedad de recetas.

Como el paneer es tan fácil y barato de hacer, no es de extrañar que se haya convertido en uno de los ingredientes más utilizados en la cultura india y que poco a poco se haya abierto camino fuera de su país de origen y en muchos platos internacionales.

El paneer puede mezclarse en tu receta o comerse solo, ponerse en un sándwich, consumirse como bocadillo rápido o incluso servirse en el desayuno. Hay pocas cosas que no puedas hacer con este maravilloso queso.

El paneer puede aportar varios beneficios a nuestra salud:

  • Ayuda a fortalecer la salud de los huesos por su contenido en calcio.
  • Mantiene el corazón en buena forma al regular la ingesta de sal gracias al potasio.
  • Ayuda a perder peso porque está repleto de proteínas que hacen que te sientas más lleno, sobre todo el elaborado con leche de vaca.
  • Ayuda a la digestión y a la excreción gracias a su contenido en fósforo.
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario.
  • Ayuda a mantener unos buenos niveles de azúcar en sangre gracias a su contenido en magnesio.
  • Ayuda al desarrollo del feto durante el embarazo gracias al folato.

Otra cualidad que hace que el paneer sea tan popular es que este queso es completamente vegetariano. No mucha gente sabe que algunos tipos de queso tienen un ingrediente añadido, una enzima llamada cuajo animal, que es el revestimiento del estómago de los terneros o las cabras.

Este ingrediente lo toman los animales sacrificados y se añade a algunos quesos como el parmesano y el gorgonzola. El paneer, junto con el requesón y algunos otros, no incluye cuajo animal, por lo que es seguro para los vegetarianos.

Puedes encontrar paneer en cualquier tienda de comestibles, pero si quieres ahorrar algo de dinero, cómpralo en tu tienda india local, que suele tener distintas variedades a un precio más barato. Como alternativa, también puedes comprar paneer online.

Cuando no tengas paneer y estés en un apuro, o cuando simplemente quieras experimentar con nuevos sabores y textura, puedes probar uno de los siguientes sustitutos del queso paneer.

1. Queso Halloumi

El halloumi es un tipo de queso elaborado con una mezcla de leche de oveja y de cabra, pero normalmente sólo con una de las dos. Es una buena fuente de proteínas, vitaminas, magnesio y calcio, y también tiene bastante cantidad de grasas.

Este queso blanco de capas, muy parecido a la mozzarella, es perfecto como sustituto del paneer para asar, porque mantiene su forma y queda crujiente y sabroso.

Para elaborar el Halloumi se utiliza cuajo, por lo que no todas las variedades de Halloumi son vegetarianas. Sin embargo, a veces se utiliza cuajo vegetariano en lugar del tradicional. El cuajo vegetariano se elabora a partir de un tipo de moho (aunque, por supuesto, el producto final no contiene ningún moho) que hace que el queso sea vegetariano.

El halloumi también puede freírse en la sartén o cortarse en rodajas finas y añadirse a las ensaladas. Se puede comer crudo, pero puede resultar un poco salado. Da lo mejor de sí mismo cuando se cocina, porque el proceso de cocción resalta su exquisitez.

2. Queso panela

La panela (o queso panela) es un queso mexicano que, tradicionalmente, se moldeaba en una cesta, por eso también se llama queso canasta. Este requesón se elabora con leche de vaca pasteurizada y es un queso fresco como el paneer.

Su textura es suave y cremosa y tiene un delicioso sabor a leche fresca. La panela es un buen sustituto del paneer porque no pierde su forma al cocinarse. De hecho, no se derrite, sólo se ablanda.

Este tipo de queso absorbe el sabor de los otros ingredientes con los que se cocina, y a veces se vende directamente cubierto con pasta de pimienta o ajo.

La panela puede hornearse y freírse en la sartén, y es especialmente sabrosa cuando se sirve como plato frito; sin embargo, es más popular como aperitivo.

3. Queso feta

El feta se elabora en Grecia desde hace miles de años y hoy este queso cremoso es un producto DOP, lo que significa que el único queso feta "oficial" es el originario de Grecia y ningún otro queso similar al feta puede ser etiquetado como tal.

Sin embargo, esto no ha impedido que otros países elaboren feta "no oficial", y así nacieron distintas variedades de feta, cada una con características ligeramente diferentes, normalmente en función del tipo de leche utilizada.

El feta es tradicionalmente un tipo de queso de leche de oveja que ha madurado entre cuatro y seis semanas. Tiene un sabor picante y salado y una textura desmenuzable. Una de las mejores cualidades de este queso es que puede durar hasta varios meses si se conserva bien.

El feta es una gran alternativa al paneer en ensaladas, aperitivos y guarniciones, pero los usos de este queso no acaban aquí. Hay muchas recetas que giran en torno al feta y, por supuesto, este queso es imprescindible cuando se preparan platos griegos.

4. Ricotta bien escurrido

Este queso italiano es especialmente versátil, ya que puede utilizarse como ingrediente de relleno y en postres. Cuando se utiliza para rellenar la pasta (raviolis), se suele mezclar con verduras como las espinacas para equilibrar el sabor y hacerlo más sabroso.

Más que un queso, la ricotta es un subproducto del queso porque se hace calentando el suero sobrante del proceso de producción de otros tipos de queso. De hecho, el nombre italiano ricotta puede traducirse literalmente como "recocinado".

El ricotta tiene una textura blanda y granulada y es rico en calcio y menos sodio que otros tipos de queso, como el requesón.

El ricotta es un buen sustituto del paneer en las recetas centradas en él. Sin embargo, no dura mucho tiempo en la nevera, por lo que debe consumirse en pocos días. Cuando el requesón empieza a cambiar de color blanco a amarillo, significa que ya ha pasado su mejor momento y se está estropeando lentamente.

No utilices el requesón en sopas y currys.

5. Queso mozzarella

La mozzarella fresca es uno de esos tipos de queso que pueden consumirse inmediatamente después de su elaboración, ya que no necesita maduración. De hecho, cuanto antes se coma la mozzarella, mejor será su sabor.

La mozzarella es otro de los quesos italianos y uno de los más saludables que puedes consumir. Está lleno de nutrientes y es bajo en grasas y sodio.

A diferencia de otros sustitutos del queso paneer, que mantienen su forma y textura al cocinarse, la mozzarella se derrite al calentarse, por lo que suele ser el ingrediente principal de la pizza.

La mozzarella tiene un sabor suave y puede comerse sola, pero es mejor cuando se come como guarnición. Su sabor y su versatilidad han hecho de la mozzarella uno de los quesos más populares del mundo.

Utilízala cortada en rodajas finas en ensaladas (sobre todo en la ensalada Caprese) o en sándwiches como sustituto del queso paneer.

6. Queso blanco mexicano

Al igual que el paneer, el Queso Blanco mexicano puede hacerse fácilmente en casa porque sólo requiere leche y un ingrediente ácido como el vinagre o el zumo de limón. A menudo se confunde con el Queso fresco, pero ambos son ligeramente diferentes. Por ejemplo, el Queso Blanco es apto para vegetarianos, a diferencia del Queso fresco.

Suele elaborarse con leche de vaca, pero también puede utilizarse una mezcla de leche de vaca y de cabra en la producción de este queso. Tiene una textura firme y desmenuzable, que se ablanda al cocinarlo pero no se derrite.

Por su textura, puedes desmenuzar el Queso Blanco en ensaladas o sobre otros platos, pero también puede servirse como queso fresco con un bol de frutas frescas.

El Queso Blanco y el paneer se pueden hacer en casa casi con la misma receta. Por eso también son intercambiables en las recetas.

7. Tofu extrafuerte

El tofu extrafuerte es el tipo de tofu más compacto. Tiene la textura más masticable de todas las variedades de tofu, que se adapta mejor a los platos más contundentes. Pero es muy versátil, ya que puede freírse en la sartén, hornearse, hervirse, freírse, glaseado, salteado, en costra, y también puede funcionar como sustituto vegetariano de la carne.

El tofu es una popular alternativa vegana al paneer en las recetas indias, especialmente en el curry y las sopas. Al abrir tu paquete de tofu también encontrarás un líquido llamado nigari, que ayuda a dar al tofu su textura y está repleto de minerales. A algunas variedades de tofu se les añaden vitaminas y minerales adicionales.

El tofu se elabora con semillas de soja, que a veces están contaminadas con pesticidas y fertilizantes. Por eso, el tofu recomendado sería el tofu ecológico, aunque puede ser más caro dependiendo de dónde lo compres.

8. Queso cottage

El requesón es un queso repleto de proteínas y bajo en grasas que solía ser muy popular hace unas décadas, cuando se promocionaba como una alternativa más saludable a la carne.

El requesón es un queso fresco muy parecido al paneer y, por tanto, es un magnífico sustituto del paneer.

Se puede hacer en casa, y se recomienda hacerlo porque el requesón casero es más cremoso y tiene un sabor y una textura más ricos.

Hay muchos tipos diferentes de requesón, ya sea bajo en grasa, sin grasa, sin lactosa, sin sodio, bajo en sodio, etc., por lo que es un queso que puede ser disfrutado por muchos, solo o como ingrediente en recetas.

Utiliza el requesón en una receta como lo harías con el paneer, pero ten en cuenta que el requesón contiene sal mientras que el paneer no, así que ajusta la cantidad de sal en tu receta en consecuencia.

9. Paneer casero

El paneer hecho en casa es más cremoso y tiene una textura más crujiente que el comprado en la tienda. Es mejor que este último en todos los sentidos, excepto quizá para asarlo, porque el paneer comprado en la tienda tiende a permanecer más firme y a soportar mejor el calor.

Hacer tu propio paneer casero te asegura que nunca te quedarás sin él y no tendrás que conformarte con un sustituto. Sin embargo, ten en cuenta que el paneer fresco debe consumirse en pocos días, así que prepáralo sólo si sabes que lo vas a utilizar en una semana.

Hay muchas recetas sobre cómo hacer paneer casero en Internet, y todas son guías fáciles paso a paso que puedes probar aunque no seas un experto.

Cómo elegir un sustituto del paneer. 

A pesar de ser un queso muy sencillo, el paneer también es difícil de sustituir con resultados satisfactorios porque sus características lo convierten en un queso bastante singular.

Para elegir un sustituto del paneer, debes tener en cuenta las siguientes cualidades:

  • El más parecido: si valoras el sabor y la similitud por encima de todo, entonces deberías considerar la posibilidad de hacer tu propio paneer en casa. Es la forma más fácil y segura de asegurarte de que tendrás algo exactamente igual al paneer. Si no, también puedes probar el requesón y el queso blanco.
  • El más versátil: quieres sustituir el paneer, pero ¿qué sustituto será mejor para tu receta? En caso de duda, opta por sustitutos muy versátiles como la mozzarella y el tofu extrafuerte. La única excepción serían las recetas para cocinar a la parrilla, porque para ellas puedes elegir con seguridad el queso halloumi.
  • La alternativa vegetariana/vegana: elegir un queso apto para vegetarianos o veganos puede no ser tan fácil como parece, porque algunos quesos pueden estar hechos con o sin cuajo animal, por lo que debes informarte de antemano o comprobar los ingredientes de la marca concreta, cuando esté disponible. También en este caso, hacer paneer en casa sería una de las soluciones, porque el paneer en sí mismo es apto para vegetarianos. El Queso Blanco y el requesón son otras alternativas vegetarianas al paneer, mientras que el tofu también es apto para veganos.

Estos son algunos de los mejores sustitutos del paneer que puedes probar, pero hay tantos tipos de queso que nadie puede dictar lo que mejor te funciona, así que sigue tu gusto y da rienda suelta a tu creatividad.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up