Vieiras poco hechas: Cómo cocinar el marisco a la perfección

Vieiras poco cocidas como cocinar mariscos a la perfeccion

El marisco puede ser una comida tan deliciosa y una excelente alternativa a la carne. Comerlo una o dos veces por semana puede suponer una diferencia increíble en tu dieta.

Sólo hay un inconveniente en cocinar marisco en casa: su preparación. El pescado, y sobre todo el marisco, tiene que estar bien cocinado, de lo contrario, puede poner en peligro tu salud y seguridad, incluidas las vieiras.

Sin embargo, esto no significa que no puedas comer marisco crudo o, concretamente, vieiras. El marisco tiene que cumplir unos parámetros específicos para ser consumido crudo y no ser un peligro para la salud de las personas.

Indice

¿Cómo saber cuándo están hechas las vieiras?

Las vieiras tienen un tiempo de cocción corto. Sólo se tarda un puñado de minutos en tenerlas listas para servir, pero el proceso puede ser complicado.

Las vieiras suelen estar listas cuando puedes ver un color dorado, a veces marrón, en ambos lados de las mismas. Tus vieiras deben tener una bonita corteza marrón en el borde y un color dorado en cada lado.

Para conseguir estos resultados, debes sacar las vieiras del frigorífico al menos 30 minutos antes de empezar a cocinarlas.

Después de hacerlo, aclara las vieiras y es absolutamente esencial que las seques bien, ya sea con una toalla de papel o con un paño de cocina limpio. Es muy importante absorber el exceso de humedad de las vieiras, de lo contrario, no se dorarán tan bien y fácilmente.

Si las vieiras son bastante grandes y gruesas, es mejor cortarlas por la mitad para asegurarse de que se cocinan bien.

Mientras cortas y sazonas las vieiras, pon una sartén o una plancha a fuego medio-alto, añadiendo una cucharadita de aceite de oliva cuando esté lo suficientemente caliente.

Añádelas a la sartén caliente y deja que se doren durante dos minutos por cada lado a fuego alto. Deberían necesitarse de cuatro a cinco minutos para tener unas vieiras bien cocinadas.

Si las mantienes demasiado tiempo en el fuego, se cocinarán demasiado y quedarán gomosas con una textura gomosa. Sin embargo, si las mantienes menos de cinco minutos, hay muchas posibilidades de que tengas vieiras poco hechas.

Las vieiras poco hechas pasan de un color rosado a un color blanquecino, a veces incluso tienen un aspecto claro. Huelen un poco mal, e incluso pueden estar calientes por fuera pero frías por dentro.

La textura de las vieiras, cuando están poco cocinadas, también puede ser un poco extraña. Puede presentarse como muy blanda y blanda. Si, en cambio, tienes vieiras opacas, sabrás con certeza que se han cocinado correctamente y que son seguras para comer.

¿Qué ocurre si comes vieiras poco cocinadas?

Depende. En general, se aconseja no consumir vieiras poco o nada cocidas. Si el producto no es fresco o no es de buena calidad, puede ser arriesgado para tu salud.

Los expertos suelen desaconsejar el consumo de marisco crudo. No sólo mencionan el consumo de vieiras crudas, sino que la lista también incluye ostras, moluscos y almejas.

El marisco suele contener bacterias que no son perjudiciales para el propio marisco. Pero si lo ingieren los seres humanos, puede suponer un alto nivel de riesgo.

Un tipo específico de bacteria increíblemente peligrosa para el ser humano es el Vibrio parahaemolyticus. La única forma de erradicarla es cocinando adecuadamente el marisco.

La bacteria está presente no sólo en el marisco fresco, sino también en el refrigerado. Así que asegúrate de preparar el marisco a conciencia y con cuidado.

Sin embargo, si el marisco es fresco, es decir, se ha pescado ese mismo día, y procede de aguas seguras, no supondrá un gran riesgo para tu salud.

Hay ciertas personas que prefieren comer vieiras poco cocinadas o marisco crudo en general. Si lo haces, sólo tienes que prestar atención a su procedencia, y estar atento a si experimentas algún síntoma a partir de 4 a 48 horas después de ingerir marisco crudo.

Algunos de los síntomas pueden ser náuseas, vómitos, diarrea, calambres y dolor abdominal. Por tanto, si experimentas alguno de estos síntomas después de comer pescado o marisco crudo, llama inmediatamente a tu médico o a tu hospital local.

¿Cómo se cocinan correctamente las vieiras?

Hay algunas formas de cocinar correctamente las vieiras y asegurarse de que no sean un riesgo para tu salud.

La forma más fácil y común de cocinar las vieiras es en el fuego, en una sartén o en una cacerola. El proceso es bastante sencillo, pero no requiere nada de tiempo.

Sólo tienes que sacar las vieiras del frigorífico al menos 30 minutos antes de cocinarlas. Si tienes vieiras congeladas, deja que se descongelen en agua fría o durante la noche en la nevera. Nunca las descongeles en el horno o en el microondas.

Para descongelarlas en agua fría, simplemente sácalas del congelador, deposítalas en una bolsa de plástico cerrada y colócalas en un bol lleno de agua. Asegúrate de que el lugar donde has colocado el cuenco no recibe la luz directa del sol ni ninguna otra forma de calor, y deja que se descongelen lentamente.

Puede requerir cuatro o cinco horas, a veces incluso más, pero ésta es la forma más segura de descongelar los mariscos sin que ello repercuta en tu salud.

Una vez descongeladas, sigue estos pasos para cocinar las vieiras en el fuego:

  1. Enjuágalas y sécalas a golpecitos para eliminar todo el exceso de humedad.
  2. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén caliente.
  3. Cocina las vieiras durante dos minutos.
  4. Dales la vuelta por el otro lado y deja que se cocinen hasta que ambos lados tengan ese color marrón y dorado.
  5. Ahora tienes las vieiras totalmente cocinadas y están listas para ser servidas.

Otra forma de cocinar las vieiras con seguridad es asarlas en el horno:

  1. Precalienta el horno en la posición de asado y sigue el mismo proceso anterior (enjuagar, secar, cortar por la mitad y sazonar).
  2. Coge un poco de mantequilla, añádele sal y pimienta y unta la mezcla sobre tus vieiras crudas antes de meterlas en el horno.
  3. Deja que se cocinen de 8 a 10 minutos o hasta que se vean opacas.
  4. Sácalas del horno y prepara la mezcla de mantequilla que te haya sobrado (si tienes).
  5. Pásala por encima de tus vieiras preparadas y sírvelas.

Otro método relativamente inusual es hervir las vieiras. Enjuágalas siempre antes de añadirlas al agua caliente hirviendo durante tres o cinco minutos.

De este modo estarás absolutamente seguro de que se cocinan bien por todas partes, pero no estarán tan sabrosas como las vieiras asadas o a la parrilla.

Si quieres hervir vieiras congeladas, descongélalas antes de usarlas. Hervir vieiras congeladas es bastante peligroso para el ser humano, ya que el marisco congelado retiene demasiada humedad que podría ser perjudicial.

Por último, pero no menos importante, hay otro método bastante inusual para cocinar tus vieiras: asarlas a la parrilla. No es una forma muy estándar de hacerlo, pero la parrilla es, a decir verdad, la forma más fácil de cocinar tus vieiras.

El alto calor cocinará fácilmente las vieiras a fondo. Y gracias a la alta temperatura, se cocinarán en cuestión de minutos, creando ese encantador color dorado y marrón en cada lado.

¿Cómo se guardan las vieiras?

Puedes guardar las vieiras tanto en la nevera como en el congelador, dependiendo de cómo las hayas comprado.

Si has comprado vieiras frescas, lo mejor es conservarlas en el frigorífico y consumirlas lo antes posible.

Se recomienda mantener las vieiras frescas refrigeradas durante 1-2 días como máximo. Después, se estropearán. Puede que se estropeen antes, dependiendo de cómo se hayan manipulado antes de llegar a las estanterías de los supermercados.

Asegúrate siempre de comprar las vieiras más frescas, tocándolas a través del envase de plástico. Si mantienen la misma forma después de pincharlas, son frescas y seguras para comer.

En el caso de que compres vieiras congeladas, no hay mucho más que puedas hacer. Simplemente llévatelas a casa y guárdalas en el congelador hasta que las necesites.

Si te gusta planificar tus comidas con antelación, recuerda pasar las vieiras congeladas del congelador a la nevera la noche anterior. Esto permitirá que las vieiras se descongelen gradualmente, liberando la humedad extra.

Si la planificación de las comidas no es tu fuerte, las cosas se complican un poco cuando se trata de marisco congelado, pero no es imposible.

Coge tus vieiras congeladas, ciérralas en una bolsa de plástico y colócalas en un bol lleno de agua fría. Así mejorarás el proceso de descongelación y puede que no te lleve tanto tiempo.

Nunca descongeles tus vieiras en el microondas o en el horno, ya que el calor las estropeará, haciendo que no sean seguras para comer.

¿Se pueden comer vieiras poco hechas?

Esperamos que lo preguntes porque has cometido un error durante el proceso de cocción, y no porque quieras hacerlo. Comer marisco crudo puede no ser la mejor idea para tu cuerpo.

En la mayoría de los casos, puedes comer vieiras poco cocinadas, pero no es recomendable. Antes de comer cualquier marisco crudo, asegúrate de que es fresco.

Es menos probable que las vieiras, ostras o moluscos frescos te hagan sentir mal cuando se comen crudos, pero el riesgo nunca es bajo con el marisco.

Para evitar comer vieiras transparentes y chiclosas, presta atención a las distintas formas de cocinarlas, desde cocinarlas en una sartén hasta asarlas, e incluso hervirlas.

Apenas se tardan cinco minutos en cocinarse y tendrán una capa dorada y dorada por cada lado que te indicará que están listas para ser servidas.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up