Los 7 mejores sustitutos de la sal de curado para tus recetas

Los 7 mejores sustitutos de la sal para curar tus

La sal de curado, como el propio término indica, es un tipo concreto de sal que se utiliza específicamente para curar la carne. Aunque algunas personas pueden utilizar sal de mesa normal, la sal de curado está diseñada específicamente para este proceso, y es una opción mucho más eficaz. 

En caso de que seas nuevo en el proceso de curado, o estés buscando más información, puede que te preguntes si la sal de curado tiene algún sustituto adecuado. La respuesta es sí, y hemos reunido las mejores opciones en una guía detallada. 

Sigue leyendo para saber más sobre la sal de curado, sus tipos y usos, así como el mejor sustituto de la sal de curado.

Indice

Los mejores sustitutos de la sal de curado

La función principal de la sal de curado es curar y conservar los alimentos, que es también la principal diferencia entre la sal de curado y la sal de mesa que utilizamos en nuestra cocina diaria. 

Mientras que la sal de mesa normal es casi 100% cloruro de sodio, en la sal de curado sueles tener una mezcla de cloruro de sodio (sal de mesa) y nitrito de sodio. En la mayoría de las sales de curado, encontrarás una proporción de 94% de sal de mesa y 6% de nitrito de sodio. 

Hay diferentes tipos de sal de curado en el mercado, pero quizá el más común sea la sal de curado rosa, que contiene un tinte rojo característico que le da ese tono rosado. El objetivo principal de este colorante es facilitar la distinción entre la sal de curado y la de mesa.

La finalidad principal de la sal de curado es preservar la calidad de la carne y también evitar cualquier deterioro que pueda producirse por la exposición a hongos o bacterias. La sal de curado se utiliza sobre todo en las salchichas, así como al curar el pastrami, el tocino, el jamón y la carne en conserva. 

La sal de curado también se conoce con diferentes nombres, como sal rosa, InstaCure y polvo de Praga. Sin embargo, es importante distinguir entre la sal rosa de curado y la sal rosa del Himalaya, ya que esta última no tiene las propiedades de curado que hemos mencionado. 

Otro dato importante sobre la sal de curado rosa es que no es segura para el consumo en su forma cruda. La única finalidad de esta sal es el curado de la carne, y las toxinas desaparecen durante el proceso de curado, por lo que no puede utilizarse en lugar de la sal de mesa.

El nitrito de la sal de curado, que conserva la carne, se convierte en óxido nítrico en el proceso de curado, que es 100% seguro para el consumo humano. Por tanto, no hay riesgo de ningún efecto secundario al utilizar este tipo de sal en el curado de la carne. 

La sal de curado suele clasificarse en dos tipos principales: de curado nº 1 y de curado nº 2. Para todos los métodos de curado que requieran cocción, enlatado, ahumado o salmuera, vas a utilizar la cura nº 1. Esto implica patés, carne en conserva, pescado, tocino, jamón y productos similares.

La cura nº 2, por otro lado, es la sal de curado que elegirás para los productos cárnicos curados en seco, como las salchichas secas, el salami duro, el salchichón, el jamón prosciutti y, básicamente, cualquier producto que no requiera cocción como parte del proceso de curado. 

Sin más preámbulos, ¡pasemos directamente a las mejores alternativas de sal de curado rosa!

1. Salitre

El salitre, también conocido como sal de curado para cocinar, es esencialmente una sal iónica, y es una rica fuente de nitrógeno. Se utiliza principalmente como conservante de alimentos, pero tiene otros muchos usos, ya que puede encontrarse en fuegos artificiales y fertilizantes.

El salitre es básicamente nitrato de potasio, y se suele utilizar para salar carnes curadas. Como alternativa a la sal de curado, es sin duda una de las más fiables, ya que se ha utilizado en este proceso desde la Edad Media.

El salitre se utiliza habitualmente para la carne en conserva, así como un aditivo alimentario como agente conservante. También puede servir como agente espesante de alimentos, especialmente en la cocina africana. Como ablanda los alimentos, el salitre también se utiliza para reducir el tiempo de cocción de las carnes y las judías. 

2. Apio en polvo

Como el apio en polvo es muy rico en nitrato (un elemento muy parecido al nitrito, que es la esencia del polvo de curado de la sal rosa), no es de extrañar que pueda utilizarse para curar distintos tipos de carne.

El polvo de apio se utiliza a menudo para curar diferentes tipos de salchichas y pavo de charcutería. Como es una sal de curado natural y orgánica, puede ser un sustituto más saludable de la sal de curado manufacturada y comprada en la tienda, como la sal rosa. 

El apio en polvo se produce a partir de ramas de apio frescas que se han deshidratado, concentrado y molido hasta convertirlas en un polvo fino. No sólo se utiliza para conservar los alimentos, sino también para colorear, sazonar y desinfectar. 

3. Sal marina no yodada

Cuando se trata de sal marina no yodada, significa básicamente que no se ha añadido yodo a esta sal. El yodo es un compuesto químico que el ser humano no puede fabricar por sí mismo, lo cual es una de las razones por las que se añade a la sal de mesa normal que utilizamos.

El yodo se utiliza para enriquecer la sal común que usamos para cocinar todos los días. Por otra parte, la sal pura no yodada es simplemente sal marina sin ningún tipo de adición o procesamiento. Aunque suele ser áspera y con trozos, algunas marcas pueden crear una textura más fina. 

La sal marina es una gran opción para sazonar todos tus alimentos, especialmente cuando se añade a los aliños secos y a los productos horneados, ya que crea una textura salada sobre la comida. Aunque no sea el mejor agente de curado, conservará la calidad de los alimentos durante más tiempo que la sal común.

4. Sal del Himalaya

Como ya hemos mencionado, la sal del Himalaya suele tener una tonalidad rosada similar a la de la sal de curado, lo que puede hacer difícil distinguir entre ambas. Mientras que la sal de curado no se puede utilizar en aplicaciones culinarias normales, la sal del Himalaya se utiliza muy habitualmente en los hogares. 

La sal del Himalaya es estupenda para las técnicas culinarias que utilizan altas temperaturas, ya que se mantiene bien en este tipo de condiciones. Es ideal para hornear, asar e incluso freír, pero también puedes utilizarla para otros métodos de cocina.

Este tipo de sal puede utilizarse como sustituto de la sal rosa de curado si simplemente quieres prolongar ligeramente la vida útil de tus alimentos. Para el curado propiamente dicho, tendrás que utilizar alguna de las alternativas que hemos mencionado anteriormente.

5. Vinagre

Cuando se trata de este sustituto de la sal de curado, está claro que tendrás que añadir sal adicionalmente con fines de aromatización. Sin embargo, en lo que respecta al proceso de curado, el vinagre es sin duda una opción habitual en el procesamiento de la carne. 

Como sabrás, el vinagre se utiliza a menudo en los adobos de carne, ya que se ha comprobado que su acidez ablanda la carne y, por tanto, acorta el proceso de cocción. Como el vinagre contiene iones de hidrógeno, tiene la capacidad de convertir incluso la carne más dura en cortes suaves y tiernos.

Aunque el vinagre no se utiliza para el curado de la carne, sí puede emplearse en el proceso de preparación de la misma, especialmente cuando se trabaja con piezas de carne más duras. Es más, el vinagre también realzará los sabores y añadirá un aroma ácido único a tus productos cárnicos.

6. Sal kosher

Puede que la sal kosher no sea tan potente como la sal rosa de curado, pero es bastante similar a la sal marina no yodada en este proceso. Se ha utilizado para la conservación de alimentos durante siglos, especialmente en los encurtidos, pero también para las carnes.

La sal kosher no está yodada, como la sal marina normal, y es segura para el consumo tanto para usos convencionales como para fines de curado. De hecho, es uno de los tipos de sal más utilizados para condimentar alimentos y hornear.

También es una opción excelente para la salmuera de la carne, ya que se ha demostrado que la hace más suave y sabrosa. Utiliza una taza de sal kosher por cada galón de agua para hacer la mezcla de salmuera, y refrigera la carne en esta mezcla durante toda la noche. 

7. Azúcar en bruto

Aunque no sea la respuesta más obvia, el azúcar sin refinar es sin duda una gran opción cuando se trata de conservar alimentos. El azúcar crudo, también conocido como azúcar turbinado, es un agente de curado natural extraído del jugo de la caña de azúcar, sin la melaza

El azúcar sin refinar es una solución excelente para el curado de la carne, sobre todo cuando se trata de cortes como la panceta de cerdo. Para obtener un golpe extra de dulzura, puedes combinarlo con jarabe de arce. Además del sabor, también potenciará el aroma y dará al bacon un bonito color dorado.

Cómo elegir un sustituto de la sal de curado

La sal de curado es, sin duda, el mejor ingrediente que se puede utilizar para curar la carne. Sin embargo, las alternativas de las que hemos hablado pueden hacer un trabajo bastante decente en la conservación de los alimentos, y algunas de ellas pueden sustituir a la sal de curado en el propio proceso de curación. 

Las dos mejores opciones para curar la carne si no tienes sal de curado son el salitre y el apio en polvo. Ambos sustitutos de la sal de curado son extremadamente potentes, por lo que puedes esperar resultados similares. 

Opciones como la sal marina no yodada, la sal del Himalaya y la sal Kosher pueden hacer un trabajo decente a la hora de preservar la calidad de los alimentos, pero no son tan potentes como la sal de curado en la curación de la carne. 

Opta por el vinagre si tu principal preocupación es ablandar la carne y prepararla para el proceso de curación propiamente dicho. El azúcar en bruto, por otra parte, es un agente de curado bastante eficaz, y deberías probarlo, sobre todo si te gusta un glaseado dulce sobre el beicon.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up