Los 11 mejores sustitutos del jugo de naranja para tus recetas

Los 11 mejores sustitutos del jugo de naranja para tus

El zumo de naranja es refrescante y dulce al mismo tiempo, lo cual es una combinación perfecta. Para mucha gente, es difícil imaginar empezar el día sin él. No sólo es la bebida preferida por la mañana con el desayuno, sino una bebida fresca por la que muchos optan, especialmente en los meses de verano.

¿Qué haces cuando se te acaban las naranjas frescas, y el hecho de ir a la tienda a por algunas te parece demasiado complicado en este momento? Estamos seguros de que tienes un sustituto del zumo de naranja en tu nevera o despensa. 

Indice

Los mejores sustitutos del zumo de naranja

Si hablamos de zumo de naranja recién exprimido, que es básicamente la mejor variante del zumo de naranja, se hace exprimiendo o escariando naranjas.

Dependiendo de si te gusta la pulpa de la fruta o prefieres el zumo claro, puedes utilizar diferentes métodos y aparatos de exprimido para conseguir el efecto deseado.

Además, el sabor y el color serán muy diferentes según el tipo de naranja que utilices, ya sea mandarina, naranja sanguina, naranja de ombligo, naranja de valencia o clementina. 

Por supuesto, siempre puedes conseguir el zumo de naranja comprado en la tienda si no te apetece hacer un zumo fresco tú mismo.  Sin embargo, el zumo de naranja comercial suele estar pasteurizado para prolongar su vida útil, lo que significa que se le quita el oxígeno.

Este tipo de zumo de naranja procesado suele perder gran parte de su sabor original y requiere el uso de un paquete de sabores. Si quieres alejarte de este tipo de zumo procesado, debes buscar zumo de naranja 100% puro en tu tienda local.

Además, asegúrate de comprobar cuidadosamente la lista de ingredientes, ya que siempre puede haber algunos potenciadores del sabor, edulcorantes y colorantes artificiales ocultos que generalmente quieres evitar en tu dieta.

Como el zumo de naranja ya tiene un alto contenido en azúcares naturales, no es necesario añadir azúcar a la bebida.

Además de ser una bebida refrescante y cítrica, el zumo de naranja tiene muchas más aplicaciones en la cocina. Debido a su perfil ácido, puede usarse en tus adobos en lugar de vinagre para ablandar carnes como la de cerdo y la de ave.

Si no te gusta el vinagre en general, también puedes sustituirlo por zumo de naranja en los aderezos para ensaladas. 

El zumo de naranja también puede utilizarse para postres rápidos, como paletas heladas, e incluso puedes mezclarlo con un poco de yogur para conseguir una textura más cremosa. También es un complemento ideal para las coberturas de fruta, los pasteles, el pan rápido y el glaseado de cítricos en combinación con azúcar, mantequilla y limón

Consulta nuestra lista de las mejores alternativas al zumo de naranja para encontrar la opción más adecuada para tu receta.

1. Cáscara de naranja

La ralladura de naranja es la parte coloreada de la piel de la naranja, sin la médula blanca que suele ser bastante amarga. Puedes implementarla en tu cocina de muchas maneras, ya que es extremadamente sabrosa y aromática.

Notarás que la ralladura de naranja es un poco más ácida y amarga que el zumo de naranja, lo que es una gran opción si no buscas mucho dulzor en tu plato. 

Al rallar la naranja, asegúrate de girar continuamente la naranja para obtener sólo la parte anaranjada, sin obtener nada de la médula blanca. Para ello, puedes utilizar un clasificador de cajas, un rallador o simplemente un cuchillo bien afilado.

Si buscas un sustituto del zumo de naranja en una receta de pastel, y la receta pide ese sabor cítrico (y no necesariamente líquido), la ralladura de naranja es una gran opción. 

2. Vinagre de sidra de manzana

Al contrario que el vinagre blanco normal, el vinagre de sidra de manzana tiene un sabor afrutado y ácido específico, y es una gran mezcla de acidez y dulzura. Se suele utilizar como aderezo refrescante para ensaladas, sobre todo si te gusta un toque afrutado en ellas.

El vinagre de sidra de manzana también puede ser un gran sustituto del zumo de naranja en adobos, chutney, sopas y salsas.

El vinagre de sidra de manzana, a diferencia de muchos otros tipos de vinagre, no es puramente ácido. Tiene un perfil de sabor y aroma bastante complejo, que aporta notas afrutadas que pueden alegrar casi cualquier plato.

3. Zumo de limón

Si quieres mantenerte dentro de unas notas de sabor similares, puedes sustituir el zumo de limón por el de naranja. Es cítrico, ácido y fresco, con un toque de amargor y acidez únicos que normalmente obtendrías de las naranjas menos dulces.

Sin embargo, si necesitas ese dulzor del zumo de naranja, el zumo de limón no podrá sustituirlo sin añadir miel, azúcar o edulcorantes.

También puedes utilizar el zumo de limón para sustituir el zumo de naranja en un adobo para ablandar la carne o como sustituto del vinagre en el aliño de la ensalada. También puedes rociar un poco sobre la carne, las verduras y el marisco a la parrilla para realzar los sabores.

4. Ralladura de limón

La ralladura de limón puede ser a menudo incluso más fuerte que el zumo de limón, ya que tiene un aroma extremadamente ácido y cítrico que sin duda se notará en tu plato.

Además de utilizarse en adobos, salsas, sopas y aderezos para ensaladas, la ralladura de limón también puede ser un gran sustituto del zumo de naranja en la repostería, y no sólo para potenciar el sabor. Te darás cuenta de que obtendrás resultados completamente diferentes si utilizas zumo de limón en lugar de ralladura de limón en la repostería.

Mientras que el zumo de limón puede añadir ciertamente esa frescura cítrica, con la ralladura de limón obtendrás una textura más esponjosa y aireada de tus productos horneados, además de un sabor brillante y dulce. 

5. Concentrado de naranja

Este sustituto del zumo de naranja es mucho más intenso, pero normalmente también más dulce que el zumo de naranja fresco, lo que lo convierte en una gran adición a tus cócteles, postres, pero también a las marinadas, salsas y aderezos.

El concentrado suele hacerse calentando el zumo de naranja y eliminando gran parte del agua, lo que suele dejar un sabor bastante dulce e intenso.

Si adquieres el concentrado de naranja en la tienda, asegúrate de estudiar la lista de ingredientes, ya que puede haber muchos colorantes y sabores artificiales en algunos de ellos. 

La mayoría de los concentrados de zumo de naranja de calidad son hasta 7 veces más concentrados que el zumo de naranja real, lo que significa básicamente que un poco da para mucho. 

6. Grand Marnier

Una gran alternativa al zumo de naranja en las bebidas, especialmente en los cócteles, son los licores a base de naranja, como el Grand Marnier.

Es un licor de naranja francés, y esencialmente una mezcla de triple sec y coñac. Además de las notas de naranja, también notarás sutiles toques de roble y vainilla en este brandy con sabor a naranja. 

El Grand Marnier no sólo es una bebida deliciosa y un complemento sofisticado para tus cócteles, sino que también se puede utilizar en la cocina. Es un gran adobo dulce y a la vez picante, una salsa aromática para el pollo, pero también es increíble en los postres, como la trufa, el suflé, la tarta de natillas y la tarta de nueces. 

7. Mermelada de naranja

He aquí otro delicioso sustituto del zumo de naranja, especialmente en los postres. La mermelada de naranja es básicamente una conserva alimenticia hecha con el zumo y la piel de las naranjas, con la adición de azúcar y agua.

La principal diferencia entre una mermelada y una confitura es que la confitura incluye la pulpa y no hay zumo, mientras que la mermelada combina zumo y cáscara o corteza, dejando trozos en su textura. 

Puedes utilizarla como condimento dulce para tus productos horneados favoritos, como tostadas, galletas y croissants. Sin embargo, si te gusta la combinación salado-dulce, es un bonito glaseado para carnes y verduras. 

8. Limón Meyer

Si a menudo tienes un conflicto entre la naranja y el limón, el limón Meyer puede ser la solución perfecta para este problema. Es una fruta híbrida y una mezcla entre limón y mandarina, por lo que es perfectamente ácida y dulce al mismo tiempo.

Tiene una nota floral única que normalmente no obtendrás ni de los limones normales ni de las mandarinas, y es lo suficientemente dulce como para añadirlo a postres y cócteles. 

Este cruce de limón y mandarina tiene una piel de color amarillo intenso y una pulpa distintiva de color amarillo oscuro. También notarás que los limones Meyer son de menor tamaño y tienen una piel ligeramente más suave que los limones normales. 

9. Ácido cítrico

El ácido cítrico no va a añadir ninguna profundidad de sabor, aroma o dulzura, pero es una fuente de acidez conveniente y bastante eficaz a la hora de cocinar.

Es un polvo blanco cristalino que puede ayudarte a controlar la acidez de tus alimentos, o a añadir un toque de acidez sin tener que desarrollar los sabores durante demasiado tiempo. También puedes encontrarlo bajo el nombre de "sal agria", ya que se parece a la sal en su textura. 

Este conservante es seguro para los alimentos y suele encontrarse en alimentos procesados, como caramelos agrios, bebidas y aperitivos. El ácido cítrico también es una gran opción para la repostería, ya que mejora el leudado, añade acidez al pan casero y mejora el sabor general de los productos horneados. 

10. Coca-Cola

Como bebidas, el zumo de naranja y la coca cola no tienen prácticamente nada en común. Sin embargo, como ingredientes en la repostería y los pasteles, son intercambiables en muchas recetas, por sorprendente que parezca.

La cocaína puede añadirse a los productos de pastelería y a los postres en general para conseguir esa textura esponjosa, aireada y cremosa, y además añade suficiente dulzor para que puedas prescindir del azúcar. 

Sin embargo, ten en cuenta que la coca no puede sustituir la acidez y el sabor afrutado del zumo de naranja, en caso de que quieras añadirlo estrictamente por el sabor. Por otro lado, la coca cola puede convertirse en tu ingrediente secreto para conseguir una repostería suave y ligera.

11. Extracto de naranja

Al igual que con el concentrado de naranja, debes tener cuidado al añadir el extracto de naranja a tus platos, ya que puede apoderarse rápidamente de todo el plato.

Es aún más concentrado que el concentrado de naranja, y a menudo bastan unas pocas gotas para conseguir todo el sabor de la naranja. El extracto de naranja suele hacerse con alcohol, y tiene un sabor y un aroma bastante dominantes.

Puedes utilizar el extracto de naranja como lo harías con cualquier otro extracto. Añade unas gotas a tus postres, rellenos, adobos, salsas y masas para conseguir un toque de acidez, dulzura y frescura.

Cómo elegir un sustituto del zumo de naranja

Cada sustituto del zumo de naranja que hemos mencionado tiene algo único que ofrecer a tus platos y bebidas. La elección depende únicamente de tus preferencias y de la receta que estés siguiendo.

Si tienes ganas de fiesta y te gustaría preparar una tanda de cócteles refrescantes pero no tienes zumo de naranja, sólo necesitas zumo de limón, concentrado de naranja, Grand Marnier, zumo de limón Meyer o un par de gotas de extracto de naranja. 

El vinagre de sidra de manzana, el zumo de limón y el ácido cítrico pueden aportar la cantidad deseada de acidez, especialmente a tus aderezos para ensaladas y salsas. Para que tus productos de panadería tengan una textura ligera y aireada, opta por la ralladura de limón o el coque, y no acabarás con pasteles planos y chiclosos. 

La ralladura de limón, la ralladura de naranja y la mermelada de naranja son opciones deliciosas y muy versátiles, sobre todo para postres y rellenos, pero también puedes experimentar con platos salados.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up