Los 11 mejores sustitutos de la ralladura de naranja para tus recetas

Los 11 mejores sustitutos de la ralladura de naranja para

La ralladura de naranja es básicamente la parte exterior de la cáscara de la naranja que proporciona no sólo el vibrante color naranja sino el aroma específico de la ralladura. Tanto si quieres añadir un poco de colorido a tu plato como ese refrescante sabor a cítrico, la ralladura de naranja es la respuesta.

Sin embargo, ¿qué haces si te has quedado sin naranjas y un viaje a la tienda te parece demasiado complicado? Estamos seguros de que tienes al menos uno de estos sustitutos de la ralladura de naranja en tu despensa.

Indice

Los mejores sustitutos de la ralladura de naranja

La ralladura de naranja es la parte aromática y vibrante de la piel de la naranja, y tiene muchos usos en la cocina. Es adecuada para diferentes tipos de postres, adobos, aderezos caseros y prácticamente cualquier plato que requiera un toque de ese aroma cítrico fresco y ácido.

Sin embargo, antes de pelar una naranja, es importante asegurarse de que no se ha estropeado. Puedes hacerlo inspeccionándola para ver si tiene alguna decoloración marrón, manchas blandas u olor a moho. Además, sabrás que la naranja no está buena si la exprimes y empieza a rezumar jugos.

Ahora bien, la forma más fácil de pelar una naranja sería utilizar un pelador de verdad. Sin embargo, si no tienes uno, cualquier tipo de rallador fino, rallador de caja o incluso pelador de verduras servirá. Y si no tienes ninguno de ellos, también puedes cortar la cáscara de naranja con un cuchillo afilado, siempre que no te importe la textura.

Cuando ralles la naranja, es importante que sólo ralles la parte de la naranja, evitando en lo posible la parte blanca. La parte blanca de la piel de la naranja, también conocida como médula, es bastante amarga y podría arruinar el sabor cítrico y fresco de tu cáscara.

El sabor picante y refrescante de la ralladura de naranja es un sustituto increíble del vinagre, ya que es mucho más sutil y suave. Prueba a añadirla a los aliños de tus ensaladas, al yogur, al pastel de hinojo, al brie al horno, a los cócteles o a casi cualquier plato o bebida que requiera un toque de sabor cítrico.

Tanto si no te gusta especialmente el sabor de la ralladura de naranja, como si simplemente estás buscando el mejor sustituto de la ralladura de naranja, consulta nuestra lista y encuentra la mejor solución para tu receta.

1. Zumo de naranja

Desde el punto de vista de la textura, el zumo de naranja puede no ser el sustituto más adecuado de la ralladura de naranja. Sin embargo, en cuanto a sabor y aroma, es evidente que no hay nada mejor. El zumo de naranja, sobre todo cuando está recién exprimido, es una erupción de refrescante sabor cítrico y ácido que puedes añadir al aderezo de tu ensalada, al cóctel, a los productos horneados, a la marinada o incluso al glaseado.

Una cucharadita de zumo de naranja equivale a una cucharadita de ralladura de naranja, así que no tienes que preocuparte mucho por las medidas y proporciones. Si utilizas el zumo de naranja para cocinar, asegúrate de añadirlo en los últimos minutos, para que no se evapore y pierda todo su aroma.

2. Ralladura de limón

La ralladura de limón puede sustituir fácilmente a la ralladura de naranja, ya que se utiliza a menudo en la cocina, y también es una gran fuente de ese sabor cítrico y refrescante. A la hora de pelar un limón, se aplican las mismas reglas: sólo debes centrarte en la parte de color y evitar la parte blanca de la cáscara, ya que puede tener un sabor bastante desagradable.

Al igual que con el sustituto anterior de la ralladura de naranja, la proporción es de 1:1, lo que hace que esta opción sea una de las más convenientes. La ralladura de limón es la protagonista de muchos platos, como las refrescantes barritas de limón, las marinadas, los aliños, los productos horneados glaseados, las tartas de merengue de limón, etc.

3. Zumo de limón

La ralladura de naranja puede sustituirse fácilmente por zumo de limón si buscas un fuerte aroma cítrico. En cuanto a la acidez, el zumo de limón es mucho más fuerte que las alternativas que hemos mencionado, así como la ralladura de naranja. Sin embargo, si se dosifica adecuadamente, puede elevar cualquier plato y hacerlo brillante y refrescante. 

Debido a su bajo nivel de pH, el zumo de limón también puede utilizarse para conseguir más textura en mermeladas y jaleas, así como para ayudar a que los productos horneados suban. El zumo de limón tiene un reconocible sabor ácido, y se utiliza a menudo en la cocina tailandesa, aderezos, salsas, platos de verduras al vapor y, sobre todo, en las especialidades de pescado y marisco

4. Extracto de limón

El extracto de limón es básicamente un concentrado derivado de la cáscara de limón, y por tanto es mucho más intenso que el zumo y la cáscara en sí. Es un sustituto ideal de la cáscara de naranja para los que disfrutan de la acidez cítrica potenciada y dominante del limón en toda su capacidad. Sin embargo, si no eres tolerante a la acidez, deberías alejarte de esta opción, o al menos tener mucho cuidado al dosificarla.

El extracto de limón es el resultado de remojar las cáscaras o ralladuras de limón en alcohol alimentario de sabor neutro. Puedes hacer fácilmente extracto de limón en casa, y todo lo que necesitas son cáscaras de limón y una taza de vodka. Sólo tienes que añadir las cáscaras de limón en un tarro, cubrirlas con una taza de vodka y dejar que el sabor del limón se impregne en el vodka durante al menos cuatro semanas.

5. Ralladura de pomelo

Si has estado tirando las cáscaras de pomelo, es hora de que empieces a guardarlas e incorporarlas a tus platos. La ralladura de pomelo es sin duda un sustituto digno de mención de la ralladura de naranja, ya que es igual de ácida y agria. Además, al igual que la ralladura de naranja, puede dar color a cualquier plato, e incluso servir de guarnición.

La ralladura de pomelo, de colores vivos, es una gran adición a las ensaladas, a los adobos de carne, e incluso puede congelarse en coloridos polos de hielo veraniegos. Además, si te gusta el té, prueba a añadir un poco de ralladura o cáscara de pomelo a tu taza de té para darle un toque de aroma afrutado.

6. Zumo de pomelo

Cuando optes por alternativas de zumo, siempre es mejor optar por el zumo recién exprimido, en lugar de comprarlo en la tienda. De esta forma no sólo se conservan todas las vitaminas y nutrientes valiosos, sino que también evitas cualquier ingrediente artificial que supere a los beneficiosos. Además, todos estamos de acuerdo en que no hay nada mejor que el zumo de pomelo fresco.

Aparte de los cócteles, mocktails y otras bebidas refrescantes, el pomelo también puede utilizarse en la cocina. Puede sustituir al vinagre en el aliño de las ensaladas, añadirse a las salsas y adobos, y rociarse sobre las carnes y verduras asadas. Sin embargo, ten en cuenta que una cucharadita de ralladura de naranja se sustituye por 1 ½ cucharadita de zumo de pomelo.

7. Ralladura de limón

Si te gusta el limón y la ralladura de limón, la ralladura de lima puede ser la mejor alternativa de ralladura de naranja en tus libros. Apenas hay diferencias significativas entre el limón y la lima, salvo el tamaño y el color. Sin embargo, en lo que respecta a la cáscara, notarás que la lima tiene una cáscara ligeramente más fina, por lo que una sola lima no suele producir mucha cáscara. 

Debido a su vibrante color verde, es una gran opción para la guarnición, tanto en platos salados como dulces, pero también en bebidas. Aunque se puede añadir a los adobos y aderezos para ensaladas, también puede ser uno de los toques finales de tus salsas, dips e incluso glaseados. La ralladura de lima proporciona la cantidad justa de frescura cítrica que necesitas en comidas más complejas.

8. Zumo de lima

Ya sabes que ningún guacamole está completo sin un zumo de lima fresco. Si se te antoja algo de comida mexicana y quieres hacer guacamole desde cero, machaca unos aguacates, luego añade cilantro picado, tomates, ajo y zumo de una lima. Sazona a tu gusto y refrigera durante 1 hora para obtener los mejores resultados. 

El zumo de lima añade la cantidad perfecta de frescura a cualquier plato, sobre todo si tiene mucha grasa como el guacamole. Añádelo a coberturas, rellenos, aderezos, salsas, adobos o utilízalo en tus cócteles o sangrías. El zumo de lima también es un complemento increíble para los platos de pescado y marisco, ya que aporta una pizca de acidez para diluir el excesivo sabor a pescado.

9. Hierba de limón

La hierba de limón, también conocida como hierba de Malabar, crece en grandes arbustos. La reconocerás por sus tallos leñosos y sus bases de color verde pálido, similares a las cebollas verdes. Tiene un aroma refrescante, pero bastante complejo, y su sabor puede describirse como una mezcla de limón, jengibre y flores.

Este sustituto de la cáscara de naranja puede usarse fresco, finamente picado, rallado o procesado. Es una adición sabrosa y exótica a cualquier plato, incluida la carne, las salsas y las sopas. Sin embargo, también puedes encontrar hierba de limón molida, que es igual de aromática.

10. Vinagre

En caso de duda, ¡añade vinagre! No hay casi nada que pueda superar al vinagre cuando se trata de añadir ese sabor ácido y agrio a tus platos. Es fácil de usar, está ampliamente disponible y existe en numerosas variantes, como el de sidra de manzana, el balsámico, el de vino blanco, el de vino tinto, el de arroz, el de malta, etc.

Ten en cuenta que los distintos tipos de vinagre pueden dar resultados completamente diferentes. Algunos son más ácidos, mientras que otros son más suaves y aromáticos. En cuanto a la sustitución de la ralladura de naranja, nosotros elegiríamos el vinagre de sidra de manzana, ya que tiene ese aroma afrutado que podría compensar la falta de sabor cítrico de tu plato.

11. Ralladura de clementina

Al igual que la lima, esta alternativa de ralladura de naranja suele tener una cáscara bastante más fina que la de la naranja, así que ten cuidado al rallarla, ya que quieres evitar la parte blanca amarga. Sin embargo, en lo que respecta al sabor, la ralladura de clementina es una de las opciones más parecidas a la ralladura de naranja. Al ser un híbrido de mandarina y naranja dulce, la clementina es un poco más dulce que la típica naranja. 

Además de utilizarse como potenciador del sabor cítrico en productos horneados, cócteles, vinagretas, pollo escalfado y otros platos y bebidas, las cáscaras de clementina también pueden utilizarse enteras para hacer cáscaras confitadas

Cómo elegir un sustituto de la cáscara de naranja

La elección del mejor sustituto de la ralladura de naranja depende en gran medida de la receta que vayas a seguir. Sin embargo, cada una de las alternativas mencionadas puede proporcionar resultados similares, y no deberían ser difíciles de encontrar.

Si quieres una ralladura de cítricos y quieres evitar las alternativas líquidas, puedes optar por la ralladura de limón, de pomelo, de lima o de clementina. Cada una de estas alternativas ofrece esa acidez y acidez, así como la textura de la ralladura de naranja.

Por otro lado, las opciones ideales para bebidas refrescantes, adobos y salsas serían el zumo de naranja, el zumo de limón, el extracto de limón, el zumo de pomelo y el zumo de lima. Todos son afrutados, cítricos, pero lo suficientemente agrios para que el dulzor no sea dominante.

La hierba de limón es una opción más exótica y aromática con la que puedes experimentar. El vinagre, por otra parte, es una apuesta segura para tus aderezos de ensalada.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up