Receta de bocados de pollo picante Longhorn

Receta de bocados de pollo picante Longhorn

Longhorn Steakhouse es conocido por sus deliciosos filetes y guarniciones, pero su menú de aperitivos está lleno de excelentes opciones que se han convertido en las favoritas de los clientes. 

Aunque las gambas del salvaje oeste y las alitas de buey sazonadas tienen mucho protagonismo, el éxito del menú de aperitivos es, sin duda, los bocados de pollo picante. 

Estos bocados de pollo fresco y jugoso se fríen a la perfección y se mezclan con una salsa dulce de chile y jengibre. 

Dulces, picantes y crujientes, estos bocados son perfectos para cualquier ocasión y sorprendentemente fáciles de reproducir en casa.

Indice

Cómo hacer bocados de pollo picante Longhorn 

Los bocaditos de pollo picante Longhorn emplean un método estándar de freír el pollo en el que se remoja en una marinada de suero de leche y sal durante varias horas. 

La salmuera ablanda la carne y la mantiene húmeda durante el proceso de fritura, mientras que la amplia cantidad de sal sazona los bocados de pollo de dentro a fuera. 

Como el pollo estará recubierto de suero de leche, no es necesario utilizar huevo en esta receta, ya que el residuo de suero de leche unirá el rebozado al pollo. 

El pollo se reboza en una mezcla de harina común y pan rallado panko que se ha sazonado con pimienta negra y pimienta de cayena.

Para freír el pollo, necesitarás un horno holandés o una olla de fondo grueso que tenga al menos 5 cm de profundidad. El aceite debe estar precalentado a 350 °F y debe permanecer en esa zona de temperatura durante todo el proceso de fritura. 

Si el aceite no está lo suficientemente caliente al principio o disminuye demasiado su temperatura mientras se fríe, empapará la harina y dará lugar a un trozo de pollo aceitoso y grasiento. Para evitarlo, utiliza un termómetro de cocina para controlar la temperatura del aceite. 

Freirás los bocados de pollo en tandas para evitar que se llenen demasiado. Si hay demasiado pollo en el aceite de freír, la temperatura bajará y el pollo no se freirá bien. 

Una vez que el pollo esté frito, lo escurrirás en una rejilla de alambre antes de cubrirlo generosamente con la salsa dulce de chile y jengibre. 

La salsa es una mezcla de vinagre de arroz, salsa picante sambal oelek, jengibre fresco, ajo fresco, azúcar, salsa de soja y escamas de chile, que se pone a hervir a fuego lento y luego se espesa con una mezcla de maicena y agua. 

La salsa se prepara rápidamente y puede hacerse mientras se escurre el pollo o con antelación. Si se hace con antelación, caliéntala suavemente antes de echar el pollo. 

El proceso es ligeramente técnico pero bastante sencillo, ¡y mucho más fácil de lo que parece! Aquí tienes el desglose de lo que necesitarás y cómo hacer el bocado de pollo crujiente perfecto. 

Ingredientes:

(4 raciones)

Para el pollo

  • 1,5 libras de tiras tiernas de pollo sin piel y sin hueso, cortadas en cubos de 1 pulgada 
  • 1 litro de suero de leche 
  • 2 cucharadas de sal kosher
  • 1,5 tazas de harina común 
  • 1,5 tazas de pan rallado panko 
  • 1 cucharadita de pimienta negra 
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena (utiliza más o menos según el nivel de picante que prefieras) 
  • 2 litros de aceite de cacahuete u otro aceite neutro para freír
  • Cacahuetes triturados para decorar - opcional 
  • Cilantro fresco para adornar - opcional 

Para la salsa

  • ½ taza de vinagre de arroz 
  • ½ taza de agua 
  • ½ taza de azúcar granulada
  • 2 cucharadas de salsa picante sambal oelek (más o menos según la preferencia de especias)
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1,5 pulgadas de jengibre fresco, pelado y finamente picado 
  • 1,5 cucharadita de salsa de soja ligera 
  • 1 cucharada de maicena disuelta en 2 cucharadas de agua 

Instrucciones:

Antes de empezar, ten en cuenta que el pollo debe marinarse durante al menos 2 horas, pero puede estar en remojo hasta 24. Cuanto más tiempo se marine, más sabor tendrá, pero no te pases. 

Si haces la salsa con unas horas de antelación, guárdala tapada en el frigorífico hasta que vayas a utilizarla. 

Este es el proceso que seguimos nosotros, pero puedes adaptarlo a tu propio ritmo.

Paso 1:

En un bol grande, bate el suero de leche y la sal hasta que estén bien combinados. 

Mezcla las tiras de pollo tierno en el suero de leche hasta que todo esté uniformemente cubierto. Cúbrelo bien con papel de plástico y mételo en la nevera. Deja que el pollo se marine durante al menos 2 horas y hasta 24. 

Paso 2:

Cuando el pollo haya terminado de marinarse, sácalo del suero de leche. Con una toalla de papel, limpia el exceso de líquido. Los trozos de pollo deben tener una fina capa de suero de leche adherida. 

Mételo en la nevera hasta que lo vayas a utilizar. 

Forra una bandeja de horno grande con papel de aluminio y coloca una rejilla para enfriar encima. Apártala. 

Paso 3:

Calienta el aceite. 

Añade aceite a un horno holandés o a una olla de fondo grueso provista de un termómetro de cocina. Colócalo a fuego medio-alto y llévalo a 350°F. Si supera los 350 está bien, pero si supera los 375°F baja el fuego para evitar que se queme. 

Si no tienes un termómetro de cocina, comprueba la temperatura del aceite después de 10 minutos colocando un trozo de pollo recubierto en la olla. Si burbujea y chisporrotea está listo. Si no lo hace, necesita más tiempo para alcanzar la temperatura correcta. 

Paso 4:

Mientras se calienta el aceite, prepara la mezcla de harina y panko. 

En un cuenco grande, bate la harina, el panko, la pimienta negra y la cayena hasta que todo esté uniformemente distribuido. 

Pasa los trozos de pollo a la mezcla de harina y revuélvelos, asegurándote de que todos los trozos estén uniformemente cubiertos. 

Paso 5:

Fríe los trozos de pollo. 

Con una araña de cocina o un colador de malla fina, coge ¼ de los bocados de pollo y sacúdelos suavemente para eliminar el exceso de mezcla de harina. 

Baja con cuidado el pollo al aceite caliente, asegurándote de que la araña y el pollo están de espaldas a ti para evitar que te quemes en caso de salpicaduras de aceite. 

Fríe el pollo, removiendo de vez en cuando, hasta que esté dorado y bien cocido. Unos 5 minutos. 

Cuando los bocados de pollo terminen de freírse, sacude el exceso de aceite y pásalos a la rejilla escurridora preparada. 

Repite el proceso hasta que todos los bocados de pollo estén cocinados. 

Paso 6:

Mientras se enfría el pollo, prepara la salsa. 

En una cacerola pequeña, mezcla el vinagre, el agua, el azúcar, el sambal, el ajo, el jengibre y la salsa de soja. Ponlo a fuego medio y, removiendo con regularidad, llévalo a ebullición. 

Una vez que haya hervido, deja de remover y deja que la mezcla hierva sin ser molestada durante un minuto, hasta que todo el azúcar se haya disuelto y la salsa esté fragante. 

Retirar del fuego y añadir inmediatamente la papilla de maicena a la salsa. Remover enérgicamente hasta que la salsa de chile se haya espesado y aclarado ligeramente su color. 

Deja que se enfríe durante 5 minutos. 

*Si la salsa se ha preparado con antelación, caliéntala suavemente en el fuego justo antes de usarla. 

Paso 7:

Pasa los bocados de pollo a un bol grande y cúbrelos con la salsa. Revuelve hasta que todo el pollo esté recubierto por completo y de manera uniforme. 

Sacude el exceso de salsa y pásalo a un plato para servir. Si quieres, adórnalo con cacahuetes triturados y cilantro

Sirve caliente y disfruta. 

Sustitución de ingredientes

Aunque esta receta es bastante sencilla, hay algunos ingredientes que quizá no tengas a mano, ¡pero no te preocupes! Hay muchos ingredientes que pueden sustituirse y seguir dando un delicioso bocado de pollo picante. 

Como ocurre con la mayoría de las recetas, esta receta puede adaptarse a tus especificaciones y seguir siendo sabrosa. Aquí tienes algunas sugerencias de sustituciones, ¡pero no es en absoluto una lista exhaustiva! 

1. Calamares 

Puede sonar extraño sustituir el marisco por las chuletas de pollo, ¡pero aquí funciona perfectamente! Los calamares fritos son el vehículo perfecto para la salsa de chile, ya que tienen un sabor suave y son menos salados que otras criaturas marinas. 

Si utilizas calamares, remójalos en leche normal en lugar de suero de leche para evitar que se vuelvan duros y gomosos. 

2. Sriracha 

El sambal es una excelente salsa picante, pero no necesariamente la encontrarás en todas las despensas. Si no tienes sambal a mano, la sriracha es un buen sustituto. 

La sriracha y el sambal son de la misma familia de sabores, pero la sriracha es la más reconocible de las dos y es probable que ya la tengas en tu armario de salsas picantes. Sustitúyela 1 a 1 y no dudes en rociarla sobre el producto final para darle un toque extra de picante. 

3. Azúcar moreno

Si te gusta una salsa con un sabor más intenso, puedes sustituir el azúcar moreno por el azúcar granulado. Utiliza azúcar moreno claro en lugar de oscuro para evitar que el plato adquiera un sabor intenso a melaza

4. Ajo en polvo 

Si te gusta un sabor de ajo más sutil o no tienes ajo fresco a mano, puedes utilizar ajo en polvo en su lugar. 

El ajo en polvo no es tan intenso como el ajo fresco, pero tampoco es suave. Para evitar una cantidad abrumadora de sabor a ajo, empieza con ½ cucharadita y aumenta la cantidad si lo consideras necesario. 

Ahora que tenemos una buena idea de cómo se elabora la receta y algunas opciones de sustitución, vamos a explorar las mejores formas de comer estos deliciosos bocados de pollo picante. 

Con qué acompañar los bocados de pollo picante Longhorn 

Longhorn Steakhouse se especializa en platos clásicos de asador y todo lo que hay en su menú está diseñado para combinarse, ¡incluidos estos bocados de pollo! 

Aunque no estás obligado a servirlos con comidas tipo asador, ¡no te decepcionará si lo haces! 

Bistec 

El bistec estaba destinado a entrar en la lista, ya que es la columna vertebral del concepto Longhorn.

La próxima vez que sirvas un filete en una reunión, prepara estos bocados de pollo y sírvelos como aperitivo, guarnición o incluso como cobertura del filete. 

Puré de patatas 

La mayoría de los asadores tienen un plato de puntas de bistec servido sobre un lecho de puré de patatas, pero estos bocados de pollo picante son excelentes para utilizarlos en lugar de las puntas de bistec.

Sólo tienes que preparar tu receta favorita de puré de patatas y poner encima una generosa ración de bocaditos de pollo picante. Está tan bueno que podría convertirse en un alimento básico de la semana. 

Brócoli 

Puede que Longhorn sea conocido por sus bistecs, pero también hace una guarnición de brócoli estupenda que combina perfectamente con estos bocados de pollo. 

Sírvelos juntos para conseguir la comida perfecta entre semana o como centro de mesa para una reunión más grande. 

Tazones de cereales

El arroz, la quinoa o el farro son bases estupendas para un bol de cereales sano y saludable, y estos bocados de pollo picante son la proteína perfecta para completarlos.  

Sólo tienes que seguir tu receta favorita de bol de cereales con pollo a la parrilla y utilizar estos bocaditos de pollo en lugar de la pechuga de pollo

Cómo recalentar los bocaditos de pollo picante Longhorn 

En el improbable caso de que te encuentres con restos de bocaditos de pollo, ¡estás de suerte! No sólo se recalientan bien, sino que están igual de deliciosos al día siguiente si sigues estos sencillos pasos. 

Lo más importante a la hora de recalentar los bocaditos de pollo picantes es reanimar su crujiente con calor alto y circulación de aire. La mejor manera es en la freidora de aire, pero también se puede conseguir en el horno. 

Cómo recalentar los bocaditos de pollo picante Longhorn en la freidora de aire 

Precalienta la freidora de aire a 375 °F. Una vez que la freidora de aire se haya calentado, coloca los bocados sobrantes en la cesta de la freidora de aire sin llenarla demasiado. Debe haber suficiente espacio entre cada pieza para que el aire caliente circule fácilmente. Si es necesario, vuelve a calentar en tandas. 

Programa un temporizador para 6 minutos y agita la cesta a mitad de camino. Si el pollo no está lo suficientemente crujiente después de 6 minutos, vuelve a calentar con los mismos ajustes en intervalos de dos minutos hasta que alcancen el crujido deseado. 

Repite la operación hasta que todos los bocados estén recalentados y sírvelos inmediatamente. 

Cómo recalentar los bocados de pollo picante Longhorn en el horno 

Precalienta el horno a 400 °F. Forra una bandeja de horno con papel de aluminio y extiende el pollo sobrante por encima, asegurándote de que haya espacio entre cada pieza. 

Deja el pollo a temperatura ambiente mientras se precalienta el horno, idealmente dejándolo reposar durante 30 minutos antes de hornearlo.  

Cuando estés listo para recalentar, cubre el pollo con una hoja de papel de aluminio para añadir una capa adicional de aislamiento. Coloca la bandeja en la rejilla central del horno y hornea durante 20 minutos. 

Retira del horno, pero no apagues el fuego. Deja reposar el pollo durante 5 minutos y luego comprueba si está crujiente. Si necesitan más tiempo, vuelve a meterlos en el horno a intervalos de 5 minutos hasta que estén listos.

Sirve inmediatamente. 

Cómo conservar los bocados de pollo picante Longhorn 

Para asegurarte de que aprovechas al máximo las sobras, es imprescindible que las guardes adecuadamente. Lo ideal es que te los comas enseguida, pero también es perfectamente posible congelarlos. 

Estos bocados de pollo son muy perecederos y deben guardarse en el frigorífico lo antes posible. Si quieres hacerlos en grandes lotes y guardarlos para utilizarlos más tarde, también pueden guardarse en el congelador. 

Guardar en el frigorífico 

Para guardarlos en el frigorífico, asegúrate de que los bocaditos de pollo picante se han enfriado por completo. Pásalos a un recipiente hermético, idealmente lo suficientemente grande para que no se superpongan. 

Guárdalo en el frigorífico hasta 3 días. 

Guardar en el congelador 

Para guardarlo en el congelador, fríe el pollo pero no lo adereces con la salsa de chile. Deja que el pollo se enfríe por completo, y luego pásalo a una bandeja de horno forrada con pergamino. Asegúrate de que los trozos de pollo no se toquen. 

Coloca la bandeja, sin tapar, en el congelador, hasta que los trozos de pollo estén completamente congelados.  

Cuando los trozos estén completamente congelados, pásalos a una bolsa grande apta para el congelador, eliminando todo el aire posible. Guárdalo en el congelador hasta 6 meses. 

Cuando vayas a utilizarlo, ¡no lo descongeles antes de freírlo! Fríe el pollo congelado y aumenta el tiempo de fritura en 2-3 minutos. Sigue el resto de las instrucciones como siempre. 

Receta de bocados de pollo picante Longhorn

Longhorn Steakhouse es conocido por sus filetes y aperitivos, y sus bocados de pollo picante son uno de sus productos más populares. Sabrosos, dulces y perfectamente crujientes, estos bocados de pollo son fáciles de preparar y son ideales tanto para grandes reuniones como para cenas entre semana.
Prep Time25 mins
Cook Time30 mins
Marinado2 hrs
Total Time2 hrs 55 mins
Plato: Aperitivo, Guarniciones, Plato principal, Tentempié
Cocina: Americana, Asiatica
Keyword: Receta de bocados de pollo picante Longhorn
Servings: 4
Calories: 740kcal
Author: Antonella

Equipment

  • horno holandés
  • termómetro de cocina
  • araña de cocina
  • rejilla para enfriar

Ingredients

Para el pollo

  • 1,5 libras de tiras tiernas de pollo sin piel y sin hueso cortadas en cubos de 1 pulgada
  • 1 litro de suero de leche
  • 2 cucharadas de sal kosher
  • 1,5 tazas de harina para todo uso
  • 1,5 tazas de pan rallado panko
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena más o menos según las preferencias de las especias
  • 2 cuartos de aceite de cacahuete u otro aceite neutro para freír
  • cacahuetes triturados para decorar opcional
  • cilantro fresco para decorar opcional

Para la salsa

  • ½ taza de vinagre de arroz
  • ½ taza de agua
  • ½ taza de azúcar granulada
  • 2 cucharadas de salsa picante sambal oelek más o menos según la preferencia de especias
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1,5 pulgadas de jengibre fresco pelado y finamente picado
  • 1,5 cucharadita de salsa de soja ligera
  • 1 cucharada de maicena disuelta en 2 cucharadas de agua

Instructions

  • En un bol grande, bate el suero de leche y la sal hasta que estén bien combinados.
  • Mezcla las tiras de pollo tierno en el suero de leche hasta que todo quede uniformemente cubierto. Cúbrelo bien con papel de plástico y mételo en la nevera. Deja que el pollo se marine durante al menos 2 horas y hasta 24.
  • Cuando el pollo haya terminado de marinarse, sácalo del suero de leche. Con una toalla de papel, limpia el exceso de líquido. Los trozos de pollo deben tener una fina capa de suero de leche adherida.
  • Mételo en la nevera hasta que lo vayas a utilizar.
  • Forra una bandeja de horno grande con papel de aluminio y coloca una rejilla para enfriar encima. Déjalo a un lado.
  • Calienta el aceite.
  • Añade aceite a un horno holandés o a una olla de fondo grueso provista de un termómetro de cocina. Colócalo a fuego medio-alto y llévalo a 350°F. Si pasa de 350 está bien, pero si pasa de 375°F baja el fuego para evitar que se queme.
  • Si no tienes un termómetro de cocina, comprueba la temperatura del aceite después de 10 minutos colocando un trozo de pollo recubierto en la olla. Si burbujea y chisporrotea está listo. Si no lo hace, necesita más tiempo para alcanzar la temperatura correcta.
  • Mientras se calienta el aceite, prepara la mezcla de harina y panko.
  • En un cuenco grande, bate la harina, el panko, la pimienta negra y la cayena hasta que todo esté uniformemente distribuido.
  • Pasa los trozos de pollo a la mezcla de harina y revuélvelos, asegurándote de que todos los trozos estén uniformemente cubiertos.
  • Fríe los trozos de pollo.
  • Con una araña de cocina o un colador de malla fina, coge ¼ de los bocados de pollo y sacúdelos suavemente para eliminar el exceso de mezcla de harina.
  • Baja con cuidado el pollo en el aceite caliente, asegurándote de que la araña y el pollo están de espaldas a ti para evitar que te quemes en caso de salpicaduras de aceite.
  • Fríe el pollo, removiendo de vez en cuando, hasta que esté dorado y bien cocido. Unos 5 minutos.
  • Cuando los bocados de pollo terminen de freírse, sacude el exceso de aceite y pásalos a la rejilla escurridora preparada.
  • Repite el proceso hasta que todos los bocados de pollo estén cocinados.
  • Mientras se enfría el pollo, prepara la salsa.
  • En una cacerola pequeña, mezcla el vinagre, el agua, el azúcar, el sambal, el ajo, el jengibre y la salsa de soja. Ponlo a fuego medio y, removiendo con regularidad, llévalo a ebullición.
  • Una vez que haya hervido, deja de remover y deja que la mezcla hierva sin ser molestada durante un minuto, hasta que todo el azúcar se haya disuelto y la salsa esté fragante.
  • Retirar del fuego y añadir inmediatamente la papilla de maicena a la salsa. Remover enérgicamente hasta que la salsa de chile se haya espesado y aclarado ligeramente su color.
  • Deja que se enfríe durante 5 minutos.
  • *Si la salsa se ha preparado con antelación, caliéntala suavemente en el fuego justo antes de usarla.
  • Pasa los trozos de pollo a un bol grande y cúbrelos con la salsa. Revuelve hasta que todo el pollo esté recubierto por completo y de manera uniforme.
  • Sacude el exceso de salsa y pásalo a un plato para servir. Si quieres, adórnalo con cacahuetes triturados y cilantro.
  • Sirve caliente y disfruta.

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Go up