Los 11 mejores sustitutos de semillas de hinojo para tus recetas

Los 11 mejores sustitutos de semillas de hinojo para tus

Las semillas de hinojo proceden de la hierba del hinojo, y en realidad son semillas secas que se utilizan habitualmente como especia. El proceso de secado parece elevar sus sabores y aromas, dando lugar a una calidez y dulzura. 

En cuanto a las aplicaciones culinarias, las posibilidades de las semillas de hinojo son infinitas. Son perfectas en los adobos de carne y pescado, y en todos los platos de verduras, pero también pueden utilizarse en salsas y productos horneados, ya que la cocción realza su sabor. 

Aunque las semillas de hinojo tienen un sabor y un aroma muy singulares, hay algunas alternativas que puedes utilizar como sustituto de las semillas de hinojo. ¡Sigue leyendo para encontrar la mejor solución!

Indice

Los mejores sustitutos de las semillas de hinojo

Las semillas de hinojo son en realidad semillas de la planta del hinojo, que consiste en un bulbo blanco y tallos verdes con hojas profundamente aromáticas. El hinojo pertenece a la familia de las zanahorias y puede cocinarse o comerse crudo, especialmente en la cocina italiana.

Las semillas de hinojo se recogen de las flores del hinojo y luego se secan, lo que hace que su color sea verde pálido o a veces bronceado. En cuanto al sabor, es bastante similar al de la planta de hinojo real.

El sabor podría describirse como una mezcla de dulce, terroso y regaliz. Es fuerte, refrescante, pero no demasiado abrumador. Cuando se trata de semillas de hinojo, es importante añadir un poco cada vez y estratificar los sabores en lugar de pasarse.  

Como forman parte de la familia del perejil, las semillas de hinojo suelen compararse o incluso confundirse con el anís. Sin embargo, mientras que el anís se cultiva sólo para cosechar las semillas, las semillas de hinojo tienen un bulbo comestible y hojas aromáticas.

En cuanto a los usos culinarios, las semillas de hinojo pueden utilizarse como cualquier otra especia. Son ideales para la carne de cerdo y otros tipos de carne, todo tipo de marisco (tanto para adobos como para aliños secos), e incluso pueden utilizarse para crear una costra aromática. 

Al principio del proceso de secado, las semillas de hinojo son de color verde pálido. A medida que envejecen, suelen volverse grisáceas, marrones o tostadas. Además, cuanto más viejas son, más intensos son sus sabores. Con la madurez, aumentan tanto el calor como el sabor a regaliz. 

Sin embargo, la plenitud de sabor se consigue cuando se tuestan las semillas de hinojo secas. Esto resalta el sabor terroso y a nuez, y permite una buena consistencia si se van a moler en polvo fino.

Además de su uso culinario, las semillas de hinojo se utilizan a menudo para muchos problemas gástricos, como la acidez y la hinchazón. 

Tanto si no te gusta su fuerte sabor, como si simplemente quieres utilizar otra cosa en tus platos, siempre hay un sustituto de las semillas de hinojo en el que puedes confiar. 

1. Anís

El anís es tan parecido a las semillas de hinojo que mucha gente incluso las confunde, lo que significa que es un gran sustituto de las semillas de hinojo. Además de en forma de semilla, el anís también está disponible en forma de extracto o aceite, que son mucho más concentrados.

Las semillas de anís suelen ser curvas, pequeñas y de color marrón o gris. Aunque no tienen un bulbo comestible, tanto los tallos como las hojas de la planta del anís pueden utilizarse como hierbas. Además, es importante tener en cuenta que el anís no está en absoluto relacionado con la especia anís estrellado.

Al igual que las semillas de hinojo, las de anís también tienen sabor a regaliz, pero también son dulces, ligeramente terrosas, muy aromáticas y también pueden ser un poco picantes.

2. Semillas de comino

Las semillas de comino se parecen a las de hinojo, sobre todo en cuanto al color y la forma. También son semillas ovaladas, de color marrón o gris, y se pueden utilizar tanto enteras como en forma de polvo de comino.

Sin embargo, en lo que se refiere al sabor, las semillas de comino son más punzantes, e incluso pueden ser un poco picantes y con sabor a pimienta. Sin embargo, tienen algo de dulzura, y su terrosidad y calidez las convierten en una gran alternativa a las semillas de hinojo. 

Otra similitud entre los dos tipos de semillas es que ambas son conocidas por favorecer la digestión. El comino se utiliza habitualmente en las recetas indias, y es la especia clave en la tradicional mezcla de especias garam masala. 

3. Alcaravea

La alcaravea procede del fruto seco de la planta de alcaravea, por lo que en realidad no son semillas. Sin embargo, la gente sigue refiriéndose a ellas como semillas de alcaravea, sobre todo por su aspecto. Estas semillas son bastante aromáticas y un poco da para mucho. 

En cuanto al sabor, podría describirse como un ligero anís con un toque de regaliz. También hay un sutil toque de pimienta, aunque cítrico y refrescante, con un aroma terroso. Como puedes ver, el perfil de sabor es bastante profundo y complejo. 

La alcaravea es una especia habitual en sopas (sobre todo a base de tomate), ensalada de col, ensalada de patatas, salsas, pasteles salados y dulces, así como en platos de cerdo

4. Polvo de raíz de regaliz

Si buscas un sustituto de las semillas de hinojo en cuanto a ese distintivo sabor a regaliz, no hay mejor opción que el polvo de raíz de regaliz. Es un agente aromatizante habitual, sobre todo en repostería, pero también se utiliza en caramelos.

Cuando se trata de la complejidad del sabor, la raíz de regaliz se lleva la palma, ya que combina muchos sabores y aromas que son difíciles de expresar con palabras. Es una mezcla de dulzura, acritud, con una nota de pimienta y tierra.

Gracias a su inigualable versatilidad, el polvo de raíz de regaliz puede utilizarse como potenciador del sabor tanto en dulces como en platos salados.

5. Polvo de semillas de hinojo

El polvo de semillas de hinojo es básicamente semillas de hinojo trituradas, pero para algunas personas puede ser más fácil determinar la dosis adecuada con el polvo. También es una mejor opción si quieres que se mezcle con la consistencia del plato sin añadir ninguna textura.

Además de utilizarse como especia tanto en tus platos cocinados como horneados, el polvo de semillas de hinojo también puede utilizarse en tinturas o añadirse a jarabes de hierbas. En cuanto al sabor, el polvo tiende a ser un poco más sutil que la semilla real.

Aparte de eso, puedes esperar el mismo perfil de sabor, predominantemente dulce, con un toque de regaliz y terroso. La única diferencia puede estar en la intensidad, pero siempre puedes ajustar la dosis en consecuencia. 

6. Estragón francés

El estragón francés también está en la categoría de sabor a regaliz, y definitivamente puede sustituir a las semillas de hinojo en todas tus recetas si te gusta este tipo de perfil de sabor. De hecho, son tan parecidos que puedes utilizarlos indistintamente en una proporción 1:1.

Sin embargo, si quieres un sabor aún más intenso, hazte con estragón francés fresco, ya que es mucho más aromático y licoroso. Por otra parte, si prefieres utilizar hierbas secas, el estragón francés también está disponible en forma seca.

El estragón francés, además de proporcionar ese sabor distintivo a regaliz, es también ligeramente dulce, con un toque de aroma a eucalipto y un toque de sabor a pimienta. Los franceses se refieren a él como el rey de las hierbas gracias a su complejidad y su embriagador aroma.

7. Semillas de eneldo

Las semillas de eneldo proceden de la planta del eneldo, que pertenece a la familia de las zanahorias. Estas semillas planas y ovaladas son bastante parecidas a la alcaravea, y también tienen aplicaciones culinarias similares. Este sustituto de las semillas de hinojo se utiliza a menudo en alimentos ácidos, así como en pepinos, zanahorias y legumbres.

Tanto las hojas como las semillas de la planta del eneldo son muy aromáticas y suelen utilizarse en platos de salmón, sopas y encurtidos. Ten en cuenta que el eneldo fresco es mucho más sabroso, mientras que las semillas están más en el lado sutil y puede que tengas que ajustar la cantidad. 

Las semillas de eneldo seco tienen un aroma herbáceo dominante y una acritud única con un toque de dulzura y terrosidad.

8. Mahlab

Disponible tanto en forma de semillas como de polvo, el mahlab es una especia habitual en la cocina mediterránea. Aunque las semillas tienen un sabor más fuerte y un aroma más intenso, es necesario precocinarlas antes de añadirlas a tus platos. 

Quizá te preguntes por qué. Con la cocción, las semillas de mahlab liberan su amargor dominante, que podría sobrepasar todas las demás notas de sabor. Al precocinarlas, dejas espacio para su sabor terroso, a nuez y sutilmente dulce. 

Aunque el mahlab se suele añadir a los platos dulces por su aroma afrutado, también es una especia refrescante que puede alegrar tus salsas y sopas. 

9. Perejil

El perejil es probablemente una de las hierbas más populares y utilizadas en el mundo, y algo que la mayoría de nosotros utilizamos constantemente en la cocina, especialmente en sopas, guisos y platos de pescado. Es un sustituto rápido y cómodo de las semillas de hinojo si tienes prisa. 

Está disponible tanto fresco como seco, y aunque el perejil fresco proporciona ciertamente más aroma y un sabor más fuerte, para mucha gente, el perejil seco es una opción más conveniente, especialmente cuando se trata de almacenarlo.

El sabor del perejil es limpio, ligeramente picante, con un toque de regaliz. Es muy aromático, y añade un toque terroso y herbáceo a cualquier plato. Debido a su vibrante color verde y a su interesante forma, el perejil es también una opción habitual para la guarnición. 

10. Apio

El apio es probablemente una de las verduras más versátiles que existen, y no sólo por su perfil de sabor. Está disponible en muchas formas, lo que contribuye a su versatilidad y facilidad de uso.

Para un sabor más sutil y la máxima comodidad, puedes utilizar apio en polvo. Los palitos de apio son una opción habitual para sopas, caldos, guisos y otros platos con base vegetal, mientras que las hojas de apio tienen el aroma más fuerte.

El sabor del apio es estratificado y complejo, siendo una mezcla de sabores fuertes y sutiles. Es herbáceo, ligeramente dulce, terroso y a veces un poco picante. 

11. Licor de anís

Quizá no estés acostumbrado a añadir licor a tus platos, pero a menudo pueden marcar una gran diferencia en el aroma y el sabor. Además, son muy prácticos, ya que no requieren ninguna preparación, y sus sabores ya están desarrollados. 

El licor de anís es un licor francés, con infusión de anís, que ofrece una baja graduación alcohólica con un sabor más bien dulce. La base de este licor es una mezcla de semillas, añadida al alcohol de sabor neutro y mezclada con jarabe simple

Este tipo de líquido con sabor a anís es un sorprendente sustituto de las semillas de hinojo en salsas, sopas, así como en rellenos y salsas dulces

Cómo elegir un sustituto de las semillas de hinojo

Al elegir un sustituto de las semillas de hinojo, la decisión se reduce a tu preferencia personal y a la receta que estés siguiendo. La mayoría de las opciones que hemos mencionado ofrecen un perfil de sabor similar, así que no puedes equivocarte con ninguna. 

El anís, las semillas de comino, la alcaravea y las semillas de eneldo son probablemente las alternativas más parecidas, ya que tienen ese sabor a regaliz, un aroma terroso y un aspecto y textura similares. 

Por otro lado, el polvo de raíz de regaliz, el polvo de semillas de hinojo y el estragón francés no ofrecen una textura similar, pero si buscas un parecido en el sabor, no puedes equivocarte con ninguna de estas especias. 

Las mejores opciones para tus platos dulces, sobre todo en repostería y rellenos, son el mahlab y el licor de anís. Ambos son muy aromáticos y predominantemente dulces, pero también puedes experimentar con ellos al preparar platos salados. 

Y por último, tenemos el perejil y el apio, los dos alimentos básicos de casi todas las cocinas del mundo. Son herbáceos, aromáticos y adecuados para casi cualquier plato salado que se te ocurra. 

Antonella

Antonella ha trabajado como chef durante más de 10 años y ha colaborado con varios sitios web y publicaciones como escritora fantasma. Tras licenciarse en la escuela de cocina, siempre ha trabajado como chef en restaurantes de alto nivel y ha impartido clases de cocina por todo el país. Tras establecerse en California, Antonella ha puesto en marcha su propio negocio de catering y ha escrito para CookandLogic desde sus inicios, aportando sus años de experiencia en lo que respecta a ingredientes, recetas y consejos culinarios.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up